jueves, 31 de enero de 2013

Dr. Lisandro Alvarado, “polifacético larense”


Eumenes Fuguet Borregales (*)
En la población de El Tocuyo, también conocida como la “Ciudad Madre de Venezuela“, del matrimonio de Rafael Alvarado y Doña Gracia Benigna Marchena, nace el 19 de septiembre de 1858 Lisandro Alvarado, futuro médico, investigador, escritor y políglota . Recibe la preparación inicial en el conocido colegio Concordia, regentado por el profesor Egidio Montesinos su padrino. Concluye la formación media en Trujillo como bachiller en Filosofía en 1874. En Barquisimeto se desempeña como empleado de la botica Olivares  hasta 1878.
El escritor e historiador barquisimetano José Gil Fortoul fundó en El Tocuyo, el periódico  El Aura Juvenil, donde el joven Alvarado escribió varios artículos;  Gil Fortoul diría más adelante de él: "Sabio de gran sencillez adusta, que ironizaba sonriendo como Sócrates y filosofaba dudando como Descartes". En 1878 se dirige a Caracas donde iniciará estudios de medicina en la Universidad Central de Venezuela, egresa el 2 de agosto de 1883, con la tesis: "La Termometría es uno de los grandes adelantos de la patología" y "Diagnóstico de la hernia inguinal". En su época estudiantil entabló gran amistad con el intelectual Cecilio Acosta, quien lo relaciona con políticos, profesionales y personalidades, que le influirían en las diferentes actividades que desarrollará en las áreas de la lingüística, etnología y ciencias naturales; En Caracas conoció y trató a José Martí en 1881; junto a César Zumeta, Luis López Méndez y José Rafael Revenga, perteneció a la Sociedad "Amigos del Saber".  A partir de 1882 se empieza a conocer la producción científica de este eximio paisano, que luego se traslada a la población de Ospino-Portuguesa en 1887, allí casa con Doña Amalia Rosa Acosta Zúñiga con numerosa descendencia. Inicia sus recorridos por casi todo el territorio nacional, incluyendo las regiones habitadas por nuestros primeros pobladores. Estaba en permanente estudio de la flora, fauna, la gente, sus costumbres y lenguas. De amplia capacidad para aprender idiomas,  leía y escribía inglés, alemán, francés, italiano, latín, griego, hebreo, árabe y hasta chino pekinés. En 1888 se encargó de la Medicatura Rural de Guanare; luego  trabajó  en El Tinaco, más tarde en Guanare designado Rector del Colegio Nacional. Es enviado en 1890 como Cónsul en Southampton, Inglaterra, cargo que ejerce por un año al renunciar para dedicarse a la  publicación de sus magníficas obras científicas basadas en sus investigaciones. En 1892 publicó en El Cojo Ilustrado su escrito: Arminio y Dorotea. Fue uno de los fundadores del Ateneo de Caracas en 1893 y Diputado el mismo año a la Asamblea Constituyente. Nos legó un importante material integrado por veinticuatro libros y numerosos ensayos. Escribe en 1893 los estudios sobre la Neurosis de hombres célebres de Venezuela; en 1894  las guerras civiles del país.  En 1903 edita la obra “Ideas sobre la evolución del español en Venezuela”. El 19 de mayo de 1905 la Academia Nacional de Medicina lo recibe  como Individuo de Número; En 1907 publicó en El Cojo Ilustrado su comentario sobre la “Historia Constitucional de Venezuela” de José Gil Fortoul. Tradujo siete de los nueve tomos del Viaje a las regiones equinocciales del Nuevo Continente de Alejandro de Humboldt. En 1920  radica en Caracas;  trabaja en la Dirección de Política Comercial del Ministerio de Relaciones Exteriores. Su brillante pluma escribe en 1921 “Glosario de voces indígenas de Venezuela”. "Neurosis de Hombres Célebres", "Delitos Políticos en Nuestra Historia", "Historia de la Guerra Federal", "Etnografía Venezolana", y " Alteraciones Fonéticas del Español en Venezuela". La Academia Nacional de la Lengua lo recibe el 23 de abril de 1922, ofreciendo el discurso  “La Poesía Lírica en Venezuela en el Último Tercio del Siglo XIX”.  La Academia Nacional de la Historia lo recibe el 29 de abril de 1923, con su discurso de incorporación: “Movimiento Igualitario en Venezuela”. Igualmente “Miembro Honorario de la Sociedad de Americanistas de París”; fue miembro correspondiente de corporaciones científicas extranjeras. Condecorado por el Gobierno de Francia; el gobierno nacional le reconoce sus grandes aportes otorgándole la “Orden del Libertador en su Tercera Clase”. En 1829 escribe en la revista "La Primera Piedra de Valencia", el poema "Ruinas. Fallece de un ataque de hemiplejia en Valencia, el 10 de abril de 1929”. Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 14 de mayo de 1980. La Universidad Centro Occidental, instituciones educativas, calles y avenidas, se honran llevar su nombre. 

(*) Gral. de Bgda.                                                                                          churuguarero77@gmail.com

                                                                                                                                            @eumenesfuguet+
Historia y Tradición

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40