martes, 9 de febrero de 2016

La leyenda del conquistador Martin Tinajero


Eumenes Fuguet Borregales 
"Creo... en las abejas que labraron su colmena dentro del corazón de Martín Tinajero...".
Aquiles Nazoa

Image result for Martín TinajeroImage result for Martín Tinajero          
Con la finalidad de saldar deudas  contraídas por el gobierno español con los Welser, banqueros alemanes, el rey Carlos V dispone una capitulación suscrita en Madrid el 27 de marzo de 1528; aceptada por Enrique Ehinger y Gerónimo Sailer. La Capitulación   los autoriza: “descubrir, conquistar y poblar la vasta región que comprendía la provincia de Venezuela; los obliga fundar dos ciudades y tres  fortalezas; movilizar cincuenta técnicos para las minas a conseguir todo en un  plazo de dos años”. Dos gobernadores alemanes tuvo Venezuela, con el afán de conseguir las supuestas riquezas de “El Dorado”, llegarían hasta las cercanías de Bogotá: Ambrosio Alfinger Primer Gobernador y Capitán General de Venezuela, fundador de   Maracaibo y Jorge Spira.  Un funcionario de los Welser fue Nicolás Federmann (1505- 1542), al llegar a Coro a comienzos de mayo de 1535, es designado por Spira teniente gobernador, con la misión de  expedicionar los primeros meses de 1536 hacia el occidente, para llegar hasta el Cabo de la Vela en la Guajira. En el grupo  de Federmann  se encontraba un joven conquistador español conocido como Martín Tinajero, nacido en la población de Écija,  provincia de Sevilla de la comunidad autónoma de Andalucía, cuya patrona por cierto es la virgen del Valle, celebrada el 8 de septiembre.

 Martín hijo de labriegos, dedicados también a la preparación de la  arcilla para elaborar tinajas, de allí la denominación de tinajero.

De excelente comportamiento, colaborador en los oficios de la casa y bondadoso con sus compañeros de vecindad. La leyenda escrita por Fray Pedro de Aguado  sobre Martín Tinajero informa que de adolescente en la iglesia del pueblo, escuchó: “Tu corazón está destinado a una gran leyenda”, Martín pensaba que sería un llamado al sacerdocio.

 Entusiasmado por los amigos dispuestos a buscar aventuras en el Nuevo Mundo y  motivados por la Leyenda de El Dorado”, embarcaron hacia Coro.  Martín iba en la expedición de Federmann como cocinero; el capellán era el  Padre Vicente Requejada, nacido en Zaragoza. Primer Agustino en llegar a Hispano América. La expedición se dirigió en dirección Rio Hacha; el grupo sufrió las inclemencias de las lluvias, transitaron en áreas boscosas y desérticas, colmadas de  plagas; en ocasiones no conseguían agua o comida; el joven Martín no soportó la travesía, falleciendo en septiembre de 1536, supuestamente en la región cercana a Bobures. Federmann continuó su periplo; luego de varios días decide regresar a Coro por la misma ruta;  durante su avance notan una aroma  extraña y agradable a cierta distancia donde habían  dejado semi enterrado a Martín; al aproximarse notaron el aumento de la fragancia; en el espacio del pecho se encontraba una colmena de abejas; sus compañeros admirados comentaban que: “el corazón de Martín siempre era de miel”. En su pueblo se le consideraba un “soldado santo”.

  La muerte de este joven conquistador dio lugar a varias leyendas registradas por los cronistas de la época Fray Pedro de Aguado y Fray Pedro Simón, reseñada igualmente por el historiador José de Oviedo y Baños (1671-1738), natural de Bogotá y en tres ocasiones Alcalde de Caracas; nos dejó su importante obra “Historia de la conquista y población de la provincia venezolana”.

 El ilustre valenciano José Bernardo Núñez (1895-1964), primer Cronista Oficial de Caracas, ensayista y escritor de fina pluma, nos ofrece igualmente su relato de este personaje del siglo XVI. El escritor uruguayo-venezolano, reconocido cuentista Armando Quintero Laplume (1944- ), en su obra: “el corazón de Martín Tinajero, origen de una leyenda”, nos recrea de manera amplia sobre este joven personaje. Aquiles Nazoa, conocido escritor caraqueño, humorista, poeta (1920-1976), nos relata en su Credo
: …  Creo en el perro de Ulises y en el gato risueño de Alicia en el País de las Maravillas, en el loro de Robinson Crusoe, en los ratoncitos que tiran del carro de la Cenicienta; en Reralfiro el caballo de Rolando y en las abejas que labraron su colmena en el corazón de Martín Tinajero

sábado, 6 de febrero de 2016

MAESTRO FEDERICO SEGUNDO VILLENA PÉREZ

                                                                                                                             Oldman Botello*

    Federico Villena, a secas, fue un destacado músico aragüeño de enorme figuración en Caracas, Ciudad Bolívar y Villa de Cura a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX y con poco reconocimiento nacional en los días que corren; solo se honra su nombre y actuación con la escuela de música que lo lleva como epónimo en Maracay y que al momento de su fundación se llamó Escuela Popular de Música en 1971, cuyo primer director fue el recordado maestro Oswaldo Guevara y funcionó en Las Acacias.  

   Desde hace algunos años, los diletantes de la historia en Turmero aseguraban que dicha ciudad era su cuna. La documentación que hemos localizado en varios repositorios demuestran otra versión que creemos es definitiva. Se dijo antes que su nombre era Federico Sarco Villena y lo relacionaban con la familia de educadores de mucha reputación oriundos de la capital de Mariño y que se prolongan hasta la actualidad. La versión que se corría es que la S de su nombre era en realidad el apellido Sarco, que se lo había desprendido por un caso similar al que le atribuyen al maestro Simón Rodríguez. Un pleito familiar. Por cierto que los Sarco eran de origen indígena.

  Pero comencemos por el principio. La familia Villena era oriunda de Caracas, de origen español, y residenciada en Turmero, pero los había también en Cagua y en Santa Cruz. En 1830 residían en dicha ciudad de Turmero doña Nieves Villena, de 80 años, de Caracas y Rosalía Villena, nacida en Cagua y residente en Turmero, de 40 años y ambas domiciliadas en la calle de la Libertad. Seguramente eran madre e hija.

  También en 1830 residían en Santa Cruz don José Villena, de 78 años, empleado, soltero, a pesar de su avanzada edad, cuando la expectativa de vida era de 50 años. Era oriundo de Cagua y pariente suyo Félix Villena, de 16 años, nativo de Santa Cruz. El escritor y crítico de arte del siglo XIX don Ramón de la Plaza fue quien divulgó originalmente la especie de que Federico Villena era de Turmero y supuestamente nació hacia el mes de mayo de 1835. Pero creemos rotundamente que Federico nació en Santa Cruz, pueblo adonde se fue a vivir su familia. Gente de origen humilde, el padre ejerció allí el magisterio. Hemos buscado su fe de bautismo en la iglesia matriz de Turmero y no aparece en la fecha indicada, pero todo apunta a Santa Cruz como la ciudad nativa.

   Ya adulto, Federico se va a Caracas y de allí pasa hacia 1864 a Ciudad Bolívar, ya todo un profesional de la música de cámara, religiosa y popular con rango de compositor, ejecutante de varios instrumentos entre ellos el piano y el violín, que fue el primero. En Ciudad Bolívar, ejerciendo la docencia musical en el Colegio del Estado Soberano de Guayana y como seguramente comió la cabeza de la zapoara, pez orinoqueño, allí se prendó de la joven Isabel María Welsh, tal vez de origen trinitario. De su fe de matrimonio que localizamos en el archivo catedralicio de la capital guayanesa obtuvimos que su nombre de pila era Federico Segundo Villena Pérez, hijo de don José Villena y doña María Nieves Pérez. El matrimonio se efectuó en la Catedral bolivarense el 4 de marzo de 1865. La novia era hija de don Pedro Welsh y doña Salvadora Salas o Saa (no está bien definido el apellido en el viejo libro de matrimonios de 1865).  De esa unión nació al menos un hijo, Federico Segundo Eladio Villena Welsh, el 18 de febrero de 1867, apadrinado por don Ramón Afanador, de las principales familias de la capital guayanesa y su abuela doña Salvadora de Welsh.

  El maestro Villena, después de solventados los problemas políticos que le amargaron la vida en Ciudad Bolívar y lo obligaron a huir a Trinidad, regresó a Bolívar y de allí partió definitivamente a Caracas donde dirigió la Banda Marcial por designio del presidente Ignacio Andrade, quien lo conoció en Villa de Cura donde dirigió la Banda del estado Miranda, de la cual era capital la ciudad del Curita y el Tucutunemo.

  Villena dejó entre otras composiciones música religiosa (compuso en 1890 un Himno en honor del Papa León XIII que remitió a través del cardenal Rampolla, Secretario de Estado y que mereció una bendición del Pontífice); música profana (zarzuelas y romanzas), música sinfónica para varios instrumentos; música de salón (valses, polkas, marchas, danzas), música de bandas. Fue exitoso ejecutante de violín, violoncello, viola, contrabajo, guitarra, timbales, pianio, órgno y armonium. Un músico completo.

    Esta es, pues la verdadera historia del maestro Federico Segundo Villena Pérez.


                                                     *oldmanbotello@hotmail.com

miércoles, 3 de febrero de 2016

CALCULO DE LA FECHA DE LA SEMANA SANTA Y CARNAVAL. AÑO 2016.



GERÓNIMO ALBERTO YERENA CABRERA*
 Introducción
Inicio el titulo del cálculo de estas fechas mencionando primero la Semana Santa y luego El Carnaval motivado a que es así es como se calcula. Generalmente, la mayoría de las personas por costumbre,  mencionamos que la Semana Santa es cuarenta dias después del Miércoles de Cenizas, cuando es exactamente lo contrario: 40 días antes del Domingo de Ramos – contando ambos días-.
Quizás esta manera habitual de calcularlo se deba a lo práctico y rápido que resulta comunicarnos con nuestros semejantes, sobre todo, cuando ya desde hace varios años entramos a la IV Revolución Industrial. En esto último, en nuestro país: Venezuela, sólo una mínima parte de nuestra sociedad es que ha  participado y lo ha realizado en forma muy fragmentada, quizás donde nos damos cuenta es en el área comunicacional y en la asombrosa habilidad de nuestra juventud para eso; no precisamente y muy lamentable no hemos participado en las otras áreas de desarrollo global en que está inmerso el planeta.
¿Cómo se inició el cálculo de la Pascua-Domingo de Pascua- y de esta manera se llega al de Carnaval?
Obligatoriamente tenemos que remontarnos al siglo IV de nuestra era, cuando el I Concilio de Nicea.
Image result for El  I Concilio de NiceaImage result for El  I Concilio de Nicea

El  I Concilio de Nicea, celebrado el año 325, se determinó que la Pascua debía tener lugar el primer domingo después de la luna llena (plenilunio) posterior al equinoccio de primavera boreal, y ese día-el equinoccio- se hizo coincidir con el 21 de marzo.


 Ahora bien en el Concilio de Nicea, los cristianos para diferenciarse de los judíos, que cuando en la ocasión de la muerte de Jesús la Pascua Hebrea cayo un día sábado (en esa oportunidad fue sábado el día dieciséis del mes de Nisán, que corresponde a la Pascua Judía) determinaron que el Domingo de Resurrección sería La Pascua Cristiana. De ahí como veremos La Pascua Cristiana se calcula muy fácil: el domingo siguiente a la luna llena después del equinoccio de primavera boreal.
 Luna Llena (100% Iluminada)
Nace al atardecer, culmina a medianoche, se oculta al amanecer.
Su
elongación  es de 180°, y podría haber un Eclipse de Luna.
Image result for equinoccio de primavera 

 Image result for Mes lunar marzo 2016

Observamos que la primera luna llena después del equinoccio de primavera-21 de marzo- de este año de 2016, corresponde a 23 de marzo, luego el primer domingo después de la luna llena, el Domingo de Pascua, será el 27 de marzo. Jueves y Viernes Santos corresponderá a los dias 24 y 25.



 

Fecha del Carnaval

Si contamos cuarenta dias antes del Domingo de Ramos-21 de marzo- corresponderá el Miercoles de Cenizas al dia 10 de febrero, fecha en que termina el Carnaval y se inicia la Cuaresma.
¿por qué de esta fecha?
Image result for Pascua hebrea
La Pascua hebrea: Pascha época en que se conmemora la salida del pueblo elegido  de Egipto, se celebra los días 14, 15, y 16 del mes lunar de  Nisán, el primer día es al comienzo de la aparición de la Luna luego de la luna nueva, se relaciona éste con el equinoccio de primavera.
Por consiguiente, el cálculo de la fecha de la Pascua supuso la combinación del ciclo lunar de 19 años y el ciclo solar de 28 años.
En el calendario hebreo lunisolar,  Nisán es el primer mes bíblico hebreo-exodo 12.2-; recordemos que el mes judío se inicia en el atardecer con la salida de la Luna después de la luna nueva -génesis 1:5-.
Image result for Mes de NisanImage result for Mes de Nisan
El mes de Nisan caerá siempre entre los meses de marzo y abril.

Corresponde el primero de ellos a la luna llena, día 14; el segundo a la comida  ritual, día 15 y el último, día 16 a la ofrenda de las primeras espiga de cebada. Usualmente no coincide con la fecha de la Pascua Cristiana, por ser el calendario hebreo lunisolar diferente al nuestro, que es solar; aunque siempre cae entre el mes de marzo o abril de nuestro calendario. Aún así siempre estarán relacionados, por ser el cálculo de la Pascua Cristiana un cálculo lunisolar- se utiliza como referencia la luna llena y el equinoccio de primavera-, pero, como nuestro calendario es solar, la Pascua Judía puede adelantarse o atrasarse según el año judío, el cual es diferente al nuestro.
La última cena.
Image result for última cena
Se sabe que fue exactamente el jueves la última cena, por lo siguiente: como ya dije anteriormente, la Pascua Hebrea se celebra los días 14, 15, y 16 del mes lunar de Nisan, siendo el día 14, el correspondiente a la “luna llena”-en esa oportunidad cayó dia jueves y coincidió con que el equinoccio de primavera fue anterior a la luna llena-; el segundo día es el ritual de la comida, el cual sería dia viernes; y el tercer día es la ofrenda de las espigas.
 Ahora bien, cuando en alguna ocasión la Luna llena- el día 14- en el mes de Nisán coincide con el día jueves, como así sucedió, y  la cena que debía ser el viernes, el día 15, ocurriría que hubiese dos días festivos seguidos, por ser el sábado “Sabbath”, el día sagrado para los judíos; de ser así para evitar esto, ha sido costumbre judía que la comida del viernes se adelanta para el jueves, o se retrasaba hasta el crepúsculo del sábado, y así pues se evita los dos días seguido de fiesta. Esto fue lo que ocurrió el año de la Pasión de Jesús, cuando se adelantó la comida ritual para el dia jueves, por lo que Nuestro Señor, cumpliendo con la costumbre judía, la ofreció el día de plenilunio que fue luego para los cristianos “El Jueves Santo”; el día siguiente a las 3 pm murió  y a los tres días resucitó (Domingo de Pascua o de Resurrección).


  La época de Cuaresma que empieza con el Miércoles de Cenizas sería 40 días antes del Domingo de Ramos – contando ambos días- el domingo anterior al Domingo de Pascua o de Resurrección), o sea el miércoles anterior al séptimo domingo antes del Domingo de Resurrección. Es costumbre popular como ya se expreso decir que la Semana Santa es después de cuarenta días del Miércoles de Cenizas que corresponde al Domingo de Ramos, cuando es exactamente a la inversa.


 Bibliografía consultada.
1°Lippincott. Kristen: El tiempo a través del tiempo, Barcelona España: Editorial Grijalbo Mondadori, S.A., 2000. (Directora del Real Observatorio de Greenwich).

2°Katty Solórzano. Se hizo seña. Premio planeta de historia 1998.

3°Sagrada Biblia. Antiguo Testamento.

4°Jesús Otero. La estrella de Belén. Charla en el Planetario Humbolt. Parque del Este. Caracas Venezuela.2009.Asesoría personal sobre los acontecimientos Astronómicos.

5°Manuel Landaeta Rosales. Colección Landaeta Rosales, Sección Estudios Históricos, Tomo 53-I, folios 78-79.

6°Diccionario Latino Español: Editorial Panapo de Venezuela, C.A.

7°Elias. Norbert: Sobre el tiempo, Mexico: Fondo de Cultura Económica, 1989.Gran Enciclopedia Espasa: Espasa Calpe,S.A. 2005.

8°Hawking, Stephen: Historia del tiempo, Caracas: Editorial Grijalbo, 1993.

9°Laboa Gallego, Juan María: Historia de los papas, Madrid: Editorial La Esfera de los libros, 2005.

10°Lavallo Montalvo, Carlos: El hombre y el tiempo, Mexico: Grupo Noriega editores, 2006.

11°Liberty, Gene: Cómo y porqué del tiempo, Barcelona España: Editorial Molino, 1968.

12°Marrero, Levi: La tierra y sus recursos, Caracas Venezuela: Editorial Cultural Venezolana, S.A, 1978.

13°Siliotti, Alberto: Moradas de la eternidad, Mexico: Thunder Bay P.R.E.S.S, 2002.

14°Gran Enciclopedia Espasa: Espasa Calpe, S.A. 2005.

 

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40