viernes, 25 de mayo de 2012

Doctor en medicina Felipe Tamariz, tercer protomédico de Venezuela

Eumenes Fuguet Borregales (*)
Ilustre médico a quien le corresponde el mérito de ser el tercer protomédico de Venezuela y el segundo profesional de la medicina nacido en el país, considerando al doctor y docente Lorenzo Campíns y Ballester (1726-1785), nacido en Palmas de Mallorca, islas Canarias, fundador de los estudios de medicina, el primero, y el porteño José Francisco Molina Sierra (1753-1788), segundo en la formación de los futuros galenos; ambos fueron profesores de Tamariz, quien nace en Caracas en 1759, sus padres naturales de Puerto Rico le permitieron una adecuada formación académica en la Universidad de Caracas, de donde egresa como Bachiller en Filosofía en 1784; luego bachiller en medicina en 1785, culminando en 1788 la licenciatura y el doctorado en medicina. Ejerció la docencia en la Real y Pontificia Universidad de Caracas, alternando con la atención a los pacientes en los hospitales, en el Seminario, en el Convento de los Franciscanos y en el Hospital Militar todos ubicados en Caracas.
 
Tomando experiencias extranjeras implementó mejoras en la formación de los futuros médicos, los cuales tenían que tomar notas de las clases por no existir en Venezuela imprenta, ni mucho menos material bibliográfico proveniente de las naciones europeas. El Dr. Tamariz participó activamente en la lucha contra el paludismo, que tantas muertes causó a la población civil y a los soldados republicanos cuando sitiaban las posiciones realistas, verbigracia Puerto Cabello, rodeado con resultados fallidos en tres oportunidades, debido a las bajas que a causa del paludismo fueron mayores que las causadas en combate. 
 
El Dr. Felipe Tamariz, fue un acérrimo enemigo de los yerbateros y brujos que utilizaban otros procedimientos para producir la sanación. Recibe en Caracas en 1804 la famosa expedición sanitaria ordenada por el rey Carlos IV, salida de La Coruña en el navío militar “María Pita” el 30 de septiembre de 1803, con la finalidad de vacunar contra la viruela a la población infantil ubicada en los territorios de la América Española y Filipinas. Real expedición humanitaria presidida por el médico barcelonés Francisco Javier Balmis (1753-1812), que al llegar a Puerto Cabello continuó hacia Cuba, México y las Filipinas; dejando encargado en Venezuela al doctor José Salvany (1777-1810), valiosa actividad realizada en Caracas, Margarita, Cumaná, y Maracaibo; continuaría hacia Cartagena, Bogotá, Quito, Chile, Perú y el Alto Perú-Bolivia, donde fallece en Cochabamba a causa de los males adquiridos en la noble travesía. 
 
El doctor Tamariz coordinó con sus alumnos lo referente a la distribución del material y la aplicación de la vacuna descubierta en 1796 por el doctor inglés Edward Jenner (1749-1823), médico rural que extraía de las ubres de la vacas una costra o pústula, útil para formar un virus que previene la viruela, de allí proviene la denominación de la palabra “vacuna”.
 
El niño Luis Blanco, nacido el 25 de junio de 1802, fue el primer vacunado en Venezuela en 1804. Esta experiencia sanitaria promovió al Dr. Tamariz escribir con colaboración del presbítero José Ignacio Moreno y el médico José Joaquín Hernández, cuarto protomédico, la obra: “Memoria sobre el modo de extinguir pronta y eficazmente el contagio de la viruela natural en la capital y demás lugares de la provincia”. En Caracas pudieron vacunar dos mil niños y en la provincia de Venezuela un total de veinticinco mil; Don Andrés Bello recuerda esta actividad sanitaria con su obra “Oda a la Vacuna”.
 
A la llegada a La Guaira de Francisco de Miranda el 10 de diciembre de 1810, Tamariz se afilia en la Sociedad Patriótica con un grupo de jóvenes de avanzada, participando en las actividades que propiciaban la emancipación del régimen realista; sufrió de persecuciones y amenazas. Sale en la Emigración a Oriente el 7 de julio de 1814, atendiendo a los caraqueños que en número de veinte mil huían de Boves; de cada tres personas, una pudo llegar a Barcelona o Cumaná. Nuestro destacado biografiado fallece en Barcelona a manos de los seguidores del temible asturiano en 1814. Por iniciativa del médico guariqueño Julio de Armas, la Biblioteca de la Academia Nacional de Medicina lleva el nombre del Dr. Felipe Tamariz.
 
Historia y Tradición
(*) Gral. de Bgda www.el-carabobeno.com
eumenes7@gmail.com

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40