miércoles, 10 de abril de 2013

“La escuela básica de medicina de la UCV”



Dr. Daniel José Sanchez Silva
Ciclo Basico de Medicina (Sebucan)4.jpg


Una de las décadas más controversiales del siglo pasado fue la de los años sesenta. La guerra de Vietnam, la lucha por los derechos civiles de las minorías estadounidenses, la liberación sexual, la liberación femenina, la píldora, el aborto, el amor libre, los hippies, etc. A finales de esta misma década Europa estaba convulsionada con un movimiento estudiantil muy poderoso al cual después se le agregaron otros sectores como los obreros y trabajadores de diferentes áreas, los cuales protestaban en contra del sistema político-social y económico establecido. Este movimiento fue conocido como “El mayo francés” y se extendió por varios países de Europa llegando hasta América. 

 En Venezuela fue la época de primer gobierno del Dr. Rafael Caldera, años de la pacificación de la guerrilla, de las protestas estudiantiles en  la universidad y de los frentes guerrilleros urbanos. Para finales de 1969 se habían agudizado las protestas estudiantiles en la UCV. El 29 de octubre de 1969 los estudiantes universitarios toman la ciudad universitaria en protesta por el asesinato de un estudiante en la cárcel de la Pica. El saldo de esta manifestación fue de 5 estudiantes heridos y 85 detenidos. El presidente declaro en cadena nacional la ingobernabilidad en el recinto universitario motivo por el cual, el 31 de octubre decide allanar y posteriormente el cierre de la universidad.

Durante casi los dos años que permaneció cerrada la universidad se acumularon una gran cantidad de bachilleres que deseaban ingresar al sistema de educación superior. Para aquella época se contaban con menor número de universidades en todo el país, siendo la carrera de medicina una de las más solicitadas y con menor cupo para sus aspirantes. Para la época en la cual se reabrió la universidad en 1971, se habían acumulado varias promociones de bachilleres que exigían la entrada a la universidad para estudiar medicina. El consejo universitario de la UCV entonces tomo la decisión de comprar un viejo monasterio que pertenecía a los monjes Benedictinos ubicado en la urbanización “Sebucán” y crear el ciclo básico de la facultad de medicina. Todas las carreras de medicina: Medicina, Bionalisis, Nutrición y Dietética pasarían por este ciclo básico antes de entrar a las carreras profesionales en la ciudad universitaria.

Esta escuela llevo el nombre de “Lorenzo Campins y Ballester” quien fue el fundador de los estudios médicos en Venezuela. Sin embargo el ciclo básico o “la básica” como le llamábamos, o también “sebucán”, se convirtió en una verdadera pesadilla para muchos estudiantes que deseaban estudiar medicina. Era tal la cantidad de alumnos que en un momento llego a tener más de 2000 estudiantes. Las materias que se dictaban eran una prolongación del bachillerato y no tenían relación en su mayoría con la carrera de medicina. Materias como Análisis, Electricidad, Física, Química, Ciencias Sociales, expresión oral, etc. Este monstro creado para resolver el inconveniente de la masificación estudiantil, de pronto se convirtió el mismo en un gran problema. Fueron muchas las promociones de médicos que pasamos por este ciclo básico, algunos con suerte salíamos en un año, otros demoraban dos, tres y hasta cinco años en salir. Muchos jóvenes vieron sus sueños de ser médicos frustrados, al no aprobar el ciclo básico y optaron por otras carreras o simplemente desertaron del sistema de educación superior.

En los primeros años de la década de los noventas el consejo universitario elimino el ciclo básico, comprendiendo que de esos casi 20 años que duró esta escuela solamente sirvió como muro de contención y de filtro para los estudiante que querían ser médicos. Actualmente allí funciona la escuela experimental de enfermería de la UCV, sin embargo quedara como un recuerdo para varias generaciones de médicos que pasamos por este recinto y aun nos preguntamos ¿para qué?

2 comentarios:

Mercedes Silva dijo...

He leido muchos de tus articulos, te felicito eres muy preciso en tu trabajo.

Mercedes Silva dijo...

Hola, he leido muchos de tus articulos y me han encantado, te felicito por todo tu trabajo.

La Negra

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40