martes, 11 de septiembre de 2012

Pedro Zaraza : “O se rompe la Zaraza o se acaba la bovera”

Eumenes Fuguet Borregales (*)

Pedro Zaraza  1775  denodado militar  durante la Guerra de
independencia. Nació en la población de Chaguaramas, estado Guárico,
en el hato “El Eneal”; hijo de Francisco Antonio Zaraza, de origen
español y de Lorenza Manrique. A muy temprana edad comenzó a trabajar
en labores propias del llano. Prestando servicios en un hato cercano a
Valle de la Pascua. Inicia  amistad con el prócer civil Francisco
Espejo, con quien se involucra al movimiento iniciado en Caracas el 19
de abril de 1810.
   La junta Suprema de Caracas le ordena  organizar un
pequeño cuerpo de caballería en  el pueblo natal. Recibe  su bautizo
de fuego  en el combate de “Ospino” el 28 de octubre de 1813, al
derrotar con solo cuarenta hombres a las tropas al mando de Bernardino
Nogales y Juan Antonio Gedler, con fuerzas superiores y mejor
equipadas. El Gral. Santiago Mariño  lo asciende al grado de capitán.
    En 1814, su valor se hace legendario  el 5 de diciembre en la Batalla
de Urica, cuando bajo el mando del general José Félix Ribas, Zaraza al
frente del escuadrón “Rompe Líneas” logra embestir en la  mesa de
Urica a los realistas, donde el propio Zaraza o uno de sus soldados
consigue alancear y dar muerte al temible asturiano José Tomás Boves
al enredarse con su nueva cabalgadura, ya que en Cumanacoa las
guerrillas republicanas le mataron a su entrenado caballo. La historia
y tradición relata que antes de la batalla, Zaraza les diría en voz
alta: “O se rompe la zaraza o se acaba la bovera”; la tradición oral
lo reconoce  como el autor de esta acción. A partir de allí sus
actividades guerreras fueron coronadas por la fama, consiguiendo con
su patriotismo, valor  y sacrificio atraer adeptos para el bando
republicano.
   A finales de 1814 el Libertador reconociéndole sus
méritos o asciende a teniente coronel. A las órdenes del intrépido
José Francisco Bermúdez sufren la derrota el 9 de noviembre en Los
Magueyes; el 11 de diciembre vencen en Maturín. La llegada de la
Expedición Pacificadora al mando de Pablo Morillo en abril de 1815,
obligan a Zaraza junto a jefes como José Tadeo Monagas y Manuel
Cedeño, ejecutar operaciones en el oriente.
   En julio de 1816 es ascendido a coronel, ese año  Zaraza combate en Quebrada Honda el 2 de
agosto. A las órdenes del General  escocés Gregorio Mac Gregor combate
en “El Alacrán” el 6 de septiembre, donde tiene una destacada
actuación al mando del escuadrón “Valeroso”, al  precipitarse sobre la
caballería realista con tal ímpetu, que la hizo replegarse y con el
apoyo del General José Tadeo Monagas completa su destrucción. El 16 de
septiembre de nuevo su arrojo favorece el triunfo de Mac Gregor en “El
Juncal”; recibe el ascenso a general de brigada el 4 de diciembre de
1816. Sus subalternos lo denominaban con cariño y respeto “el viejo
Zaraza” o “Taita cordillera” por tener  un mechón blanco. Gracias a
sus acciones guerreras logra controlar un amplio territorio,
comprendido entre las llanuras de oriente y la entrada de Caracas, de
donde nunca pudo ser desalojado por las tropas realistas. Acompaña al
Libertador en la exitosa Campaña de Guayana desarrollada en 1817. Es
derrotado en “La Hogaza” el 2 de diciembre; combate  en “La Uriosa” el
15 de febrero de 1818 y en “Ortíz”  el 26 de marzo sin decisión para
ambos ejércitos. Zaraza continúa con Bolívar en la Campaña del Centro
desarrollada ese año, luego apoya a las fuerzas del “Centauro Páez” en
Guasdualito. Había recibido dos correspondencias del jefe español
Pablo Morillo fechadas el 2 y 4 de septiembre, solicitándole sus
servicios a la causa realista, reconociéndole el grado de general;
contestadas el 5 de octubre, rechazando cambiar de banderas,  concluía
Zaraza: “hacer la paz con los tiranos era una traición a la libertad”.

   Aquejado de salud no pudo participar en la  Campaña de Carabobo;
estuvo realizando operaciones  cerca de Calabozo  en apoyo a la
Diversión de Bermúdez sobre Caracas. Un hecho significante en la
personalidad de este paladín, lo constituye haberse traído  en 1817 de
las fuerzas realistas  al coronel Juan José Rondón y a otros valerosos
soldados.  Zaraza con graves  quebrantos de salud se radica en la
ciudad de Caracas en 1823; había casado con Juana Francisca Arzola con
quien procreó tres hijos. Fallece este incansable servidor de la
Patria  27 de julio de 1825, murió con la misma serenidad que mostraba
en los combates fue enterrado en la iglesia de Santa Rosalía. Su
ascenso a general de división se emitió en Bogotá el 10 de septiembre
de 1823.  El 5 de abril de 1853, se designa Zaraza a la población
Chaguaramal de Perales, igualmente una promoción de Oficiales del
Ejército se honra llevar su ínclito nombre. Un decreto  del Presidente
Guzmán Blanco  de 1876 indicaba  llevar sus restos al Panteón
Nacional; es una deuda por cumplir.

(*) Gral. de Bgda.
eumenes7@gmail.com
@eumenesfuguet
Historia y Tradición

1 comentario:

Víctor Belis dijo...

A propósito del Bicentenario de la Batalla de Urica
FUE ZARAZA QUIEN MATÓ A BOVES
Por Víctor Belis
victorbelis37@gmail.com
0414-2483325
http://ensartaos.com.ve/2014/12/15/articulo/41659

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40