martes, 14 de agosto de 2012

Primera moneda con la efigie del Libertador en la República de Venezuela: La Bamba: 5 Reales (50 Centavos) 1873.



Gerónimo Alberto YerenaCabrera
Las primeras monedas acuñadas con la efigie de Bolívar fueron realizadas en la República de Bolivia, aún en vida del Libertador en el año de 1827. Se acuñaron monedas de plata entre los años 1827-1830.
Efigies de las monedas venezolanas durante la República
La primera efigie de las monedas de la República de Venezuela fue la efigie de la Libertad, uno de los símbolos de la Francia revolucionaria que se impuso en los sistemas monetarios americanos, la cual sustituyó a la efigie de los reyes españoles, grabadas en el anverso de las monedas coloniales españolas. Apareció en las emisiones de 1843, 1852, 1858 ,1862 y 1863.
La segunda efigie fue la del General Páez, fundador de la República de Venezuela, en el año de 1863. Esta emisión no llegó a circular debido que fue derrocado poco antes que las monedas llegaran al país.
La tercera efigie que aparece es la del Libertador Simón Bolívar en el año 1873; la primera moneda con su efigie en el país.
La cuarta efigie fue la del general Juan Vicente Gómez del año 1930. Estas monedas tampoco llegaron a circular, debido a que la ceca se opuso a recibir la entrega de plata; sólo llegaron a acuñarse las pruebas con valor de 5 y 2 bolívares de plata y 100 bolívares de platino.
Moneda de cinco reales (la Bamba)
                                 
 Este nombre se lo  dio  el pueblo a las monedas de plata de 5 reales acuñadas en los años de 1873,1874 y 1876. Correspondían a medio venezolano, cincuenta centavos. Fue conocida popularmente como Bamba y se consideraba como “pavosa”. El valor de cincuenta céntimos es debido a lo siguiente: La unidad monetaria en la colonia era el real; con la fundación de la República la unidad
pasó a ser, de hecho, los diez reales; esta  moneda era virtual, pues no existía físicamente, sin embargo por falta de monedas en el país, circulaba, y así era admitida, monedas extranjeras de valor y peso en plata similares a los diez reales. 
Desde 1835 se había hecho el intento de regularizar el sistema monetario, por medio de leyes sobre reformas de la tabla y el establecimiento de la unidad monetaria, las cuales nunca llegaron a la práctica, y se continúo virtualmente con la unidad de diez reales.
Al acuñarse en el año 1858 la primera moneda de plata con valor de cinco reales, con la efigie de la Libertad de perfil izquierdo en su anverso,  esta  tendría un valor de cincuenta céntimos, o sea, la mitad de la unidad monetaria de diez reales, tal como aparece en el reverso de la moneda: 5 Rles, 11.50 Gs.  Aunque no oficialmente en forma definitiva, se había impuesto desde la Primera República; pero fue con la aprobación de la Ley de Monedas del 11 de mayo de 1871, cuando se establece en forma oficial una nueva unidad monetaria: El Venezolano equivalente a diez reales(acuñado en plata por primera vez en 1876), con el propósito de unificar las monedas que circulaban en el país. 
El gobierno decreto la conversión de las cuentas a la nueva moneda de curso legal y deberían ser todas expresadas en venezolanos y en sus centavos, además las monedas extranjeras que circulaban en el territorio nacional dejarían de ser medio legal de pago.      Recuérdese que el actual Bolívar, la antigua moneda de dos reales, existió como moneda con esa denominación cuando fue decretado como unidad monetaria por ley el 31 de marzo de 1879, y el  Venezolano  pasó a ser ese mismo año cinco bolívares.
En el año 1873 se realiza la acuñación de la moneda de 5 Reales, 50 centavos o “Bamba” como se le conocía popularmente, la cual se convirtió en la Primera Moneda Venezolana Con Efigie del Libertador Simón Bolívar. Se encargó a Albert  Desiré Barre (1818-1878), grabador General de la Casa de La Moneda de París ejecutar los primeros troqueles de moneda venezolana con la efigie de Bolívar. Barre tomó por modelo el dibujo del pintor venezolano Carmelo Fernández, sobrino del general José Antonio Páez, Fernández conoció a Bolívar en persona, lo cual hace suponer que su retrato refleja acertadamente los rasgos del Libertador.    Este retrato del Libertador fue publicado en la Historia de Venezuela de Baralt y Díaz, editada en Francia en 1841 y sirvió junto con el medallón de David d’Angers  y el bosquejo de Roulin para plasmar la excelente efigie de Bolívar que ha permanecido desde entonces en las monedas de Venezuela,  a partir de 1873 hasta la fecha su grabado ha sido el invariable emblema de la moneda venezolana de oro y plata, y esperamos que así continúe.
En el año de 1973 con motivo de celebrar el centenario de esta moneda 1873-1973, se acuño una moneda conmemorativa con valor de diez bolívares denominada Doblón.



Bibliografía
Tomás Stohr. Monedas de Venezuela. Ernesto Armitano Editor. Caracas. 1980.
Mercedes Carlota de Pardo. MONEDAS VENEZOLANAS. Banco Central de Venezuela. Colección histórico-económica venezolana. Caracas. 1989.
Enrique Bernal M. Preguntas y Repuestas de Numismática Venezolana. Caracas. 1984..

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40