lunes, 20 de agosto de 2012



Don Torcuato Manzo Núñez, homenaje a los Cronistas
Eumenes Fuguet Borregales (*)
Durante la realización de la Convención Anual de la Asociación Nacional de Cronistas Oficiales de Venezuela, realizado en Punto Fijo-Falcón el 20 de mayo de 1986, considerando la propuesta del doctor Germán Fleitas Núñez, Cronista Oficial de La Victoria, se decidió conmemorar el 20 de mayo de cada año, fecha natalicia del escritor valenciano Enrique Bernardo Núñez (1895-1964), Primer Cronista de Caracas, “Día Nacional del Cronista Oficial”. 
En esta oportunidad nos referiremos a Don Torcuato Manzo Núñez, quien destacó entre tantos cargos y actividades relevantes como Cronista Oficial de Montalbán, pintoresca ciudad carabobeña que lo vio nacer el 20 de mayo de 1914, allí realizó los estudios elementales en la única escuela existente a cargo de su tío Don Francisco Marvez Correa, continuados en el Seminario de Valencia durante tres años. En Caracas ingresa en el Seminario Santa Rosa de Lima, profundizando las materias de filosofía, latín y oratoria. A comienzo de 1935 abandona los estudios eclesiásticos para dedicarse a diversas actividades entre ellas la de cobrador del Acueducto de Caracas y profesor de Literatura del Colegio Atenas. 
Había escrito en 1934 un libro de versos, recopilados en sus años mozos. Al regresar al lar nativo ejerce la docencia en la escuela José Félix Sosa; en forma paralela inicia exitosamente la agricultura, dedicada en mayor extensión a los cítricos y al tabaco, actividad realizada durante cuatro décadas. Al incursionar en la política, se desempeña como Diputado de la Asamblea Legislativa del estado Carabobo durante los períodos 1939 y 1943. Es designado Diputado por el mismo estado al Congreso de la República durante el período 1943 hasta 1947; no completa la gestión a causa del golpe de estado del 18 de octubre de 1945. En cumplimiento de los cargos de representación popular, Don Torcuato encarnaba con legítima voz y aciertos sus responsabilidades, que le permitieron los mejores elogios  de sus compañeros de trabajo y de las comunidades. 
Contrae matrimonio con Doña Carmen Filomena Henríquez con quien procrea ocho hijos. Poseedor de brillantes ideas y escritos, funda en Montalbán los medios impresos “El Látigo” y “El Peñón”. Su amplia voluntad de trabajo e iniciativas le facilitaron ser designado para ocupar diferentes cargos públicos y privados, pudiendo mencionar entre otros: la presidencia del Concejo Municipal de Montalbán y de la Junta Principal Electoral del estado Carabobo, Primer Presidente de la Sociedad de Amigos de Valencia, miembro del Ateneo de la Ciudad del Cabriales, Presidente de la Asociación de Escritores del estado Carabobo, fundador del Banco de Sangre de Valencia y de Valle de La Pascua, Presidente del Club de Leones de Valencia, Directivo de la Sociedad Antituberculosa de Carabobo, Presidente de la Unión de Cultivadores de Tabaco con sede en Maracay, columnista del Diario El Carabobeño con su leída columna “desde mi Atalaya”. Es profesor fundador del liceo José Andrés Castillo, ejerció igualmente la docencia en la Escuela Agronómica Salesiana impartiendo las asignaturas de castellano y literatura y formación  moral y cívica, ambos institutos en Montalbán. Don Torcuato dejó a la posteridad innumerables obras dedicadas a los estados Carabobo y Cojedes, a los municipios Montalbán, Bejuma, San Joaquín, a varias ciudades, como también algunas de índole religioso. 
Es importante mencionar “Historia del estado Carabobo”, editada por la Presidencia de la República en 1981, con atinados enfoques de la geografía, historia, ciencias, personalidades y aspectos culturales; obra de amena lectura y fácil comprensión. Durante su fructífera existencia, dejó honda huella como miembro del Centro de Historia, Asociación de Escritores, Academia de Historia del estado Carabobo y del estado Cojedes, Sociedad Venezolana de Historia Eclesiástica, Academia Venezolana de la Lengua, Sociedad Bolivariana de Venezuela y Sociedad de Amigos de Valencia entre tantas instituciones que se honraron con su presencia y aportes. Por su fecunda labor recibió distinciones nacionales, regionales, municipales y privadas. Fallece en Valencia el 27 de septiembre de 1988. La empresa Tabacalera Nacional honra su memoria con una beca que otorga en la Universidad Zamora en Barinas en beneficio del desarrollo agrícola. Felicidades a los dignos Cronistas oficiales en tan especial ocasión conmemorativa.

Historia y Tradición
(*) Gral. de Bgda.                                                                                  eumenes7@mail.com
                                                                                                                    @eumenesfuguet

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40