viernes, 17 de agosto de 2012

El Dr. Johan Benjamín Siegert y el Amargo de Angostura

Gral. Eumenes Fuguet Borregales (*) 
 UN grupo de treinta y cuatro ciudadanos entre ellos el ilustre monseñor coriano Mariano Talavera y Garcés (1777-1861) Obispo de Guayana, propusieron cambiar el nombre de Angostura por Ciudad Bolívar en homenaje al Padre de la Patria; el Congreso decretó el 24 de junio de 1846 la nueva denominación.
El nombre de Angostura se ha mantenido a través del tiempo por la importancia histórica del lugar y por el amargo de Angostura, famoso ingrediente preparado con diversas hierbas, raíces, cortezas y aromas, teniendo como base principal la quina, exportada hacia diversos países americanos y europeos desde 1830, gracias a su inventor el médico emancipador Johan Benjamín Siegert, preocupado en buscar la medicina contra la epidemia de cólera que diezmaba la población.
Con la finalidad de mejorar la capacidad operativa del Ejército Libertador, el doctor caraqueño Luís López Méndez (1758-1841), sobrino político de Miranda, encontrándose en Londres como Agente Residente, en calidad de Comisionado Especial Diplomático, con máximas responsabilidades otorgadas por el Supremo Gobierno de las Provincias Unidas de Venezuela, a partir de enero de 1817, tuvo la alta responsabilidad de reclutar personal militar, obtener embarcaciones, material y equipo bélico que serían enviados a Venezuela. El Dr. Alemán Johan Gottlieb Benjamín Siegert llegó a Angostura el 1ro de agosto de 1819, recibió el nombramiento de médico mayor traumatólogo del hospital militar de Angostura; nacido en la población de Grosswalditz el 22 de noviembre de 1796, ejerció la medicina en su país natal, le correspondió participar como traumatólogo en la campaña contra Napoleón Bonaparte incluyendo la batalla de Waterloo realizada el 18 de junio de 1815.
 Finalizada la beligerancia continuó ejerciendo en Alemania hasta su fecha de incorporación en los expedicionarios embarcados hacia Venezuela. En 1820 asumió la dirección de los hospitales militares de la región guayanesa, cargo ejercido con eficiencia hasta 1846. Buscando la curación contra el cólera, gracias a sus conocimientos de botánica, utilizó una veintena de ingredientes obtenidos en la extensa y fecunda zona, llegó a preparar en 1824 el conocido producto al cual denominó amargo de Angostura, producto que le daría la vuelta al mundo por su sabor tan especial como lo indica su nombre.
 Siegert contrajo matrimonio con María Araujo en 1827, quien falleció a los pocos meses; se casa de nuevo en 1830 con Bonifacia Gómez. Dedicado a tiempo completo al ejercicio de la abnegada profesión generadora de salud y a la investigación científica; revalidó con éxito su titulo de médico cirujano en la Universidad Central de Venezuela en mayo de 1838. El presidente José Tadeo Monagas (1784-1868), lo nombra Médico Cirujano del Ejército, otorgándole el grado de coronel; funciones desempeñadas hasta 1858, cuando pasó a la situación de retiro con la firme intención de dedicarse de lleno con sus hijos en la producción comercial de su inigualable amargo de Angostura, estableciendo para el registro y comercialización la firma J.G.B Siegert.
Su producto se utilizaba inicialmente para aliviar dolencias estomacales y mareos, luego como ingrediente apreciado como sazonador de algunas comidas, como ablandador de carnes y en la preparación de sopas y bebidas aromáticas y espirituosas especialmente los cocteles, para lo cual existen variedad de recetas a criterio de los especialistas a nivel mundial. El doctor Johann Gottlieb Benjamín Siegert falleció en Ciudad Bolívar el 13 de septiembre de 1870. La firma se estableció en Trinidad y Tobago en 1875 a causa de los conflictos políticos de la época en Venezuela. La preparación del Amargo de Angostura es un secreto bien guardado hasta la presente fecha por parte de los descendientes, con su conocida presentación en cuatro idiomas con la firma del inventor, producto muy solicitado, apreciado e imprescindible en bares y restaurantes a nivel mundial, recordando al memorable sitio donde el Libertador decreto la colocación de la octava estrella a la gloriosa Bandera Nacional, donde realizó el brillante Mensaje ante el Congreso de Angostura y donde nació el 17 de diciembre de 1819 la República de Colombia, conocida como La Gran Colombia o Colombia La Grande, sueño de Miranda materializado en parte por el Libertador.
 Las gotas del Amargo de Angostura, le dan un toque diferente y sui géneris a las bebidas preparadas entre ellas la conocida Cuba Libre.
(*) Vice Presidente de la Academia de Historia del estado Carabobo

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40