martes, 18 de octubre de 2011

“Cuando una operación cambio la historia”

Dr. Daniel José Sanchez Silva*
En el año de 1899 comienza una crisis institucional que dará al traste con el estado constituido y la cual será el comienzo de la hegemonía andina en Venezuela. A principios de este año estalla una crisis política debido a que las asambleas legislativas de los diferentes estados se han reunido para proclamar su autonomía; en especial el gran estado de los andes formado por Trujillo, Mérida y Táchira. El 23 de mayo de 1899 el General Cipriano Castro junto con 60 hombres, cruza el rio Táchira iniciando lo que se llamó la revolución liberal restauradora, luego de cinco meses entra a Caracas el 22 de Octubre de 1899 proclamándose presidente de la república.

Entre sus logros podemos hablar de la eliminación del caudillismo estabilizando políticamente al país. Inicia el fortalecimiento y la modernización del ejército nacional mediante la compra de armamento moderno. Su política de confrontación le trajo muchos enemigos y grandes fricciones internacionales entre ellos el bloqueo a las costas venezolanas de 1902. Gobernó con una elite proveniente de Valencia olvidándose de los andinos que lo habían apoyado. Ya para el año 1908 se encontraba al frente de un gobierno corrupto, con negocios turbios y un gran descontento popular. Su salud se vio minada debido a sus excesos sexuales, el alcohol y una vida desordenada.

El general Cipriano Castro desarrollará una fistula Vesico-Colónica (trayecto anormal entre el colon y la vejiga). Llegará a presentar una neumaturia (expulsión de gases por el pene) estando en el Club Venezuela. Inmediatamente se reúnen con él sus médicos más allegados y le plantean una intervención quirúrgica para curarlo. El 09 de febrero de 1907 se improvisa un quirófano en la quinta la Guzmania en Macuto (Resulta curioso que no se operara en el hospital Vargas que venía funcionando desde 1891). Los Cirujanos: Pablo Acosta Ortiz, llamado “el mago del bisturí” o “el príncipe de la cirugía”; José Rafael Revenga su médico persona y Lino A. Clemente que sirvió de anestesista (para la época la anestesia no era una especialidad y por lo tanto no habían anestesiólogos). En un momento de la intervención hay una caída brusca de la presión arterial acompañada por arritmias, probablemente por el uso del Cloroformo, y el anestesista dice: “se nos va” en ese instante los “Chácharos” o esbirros de Castro cargan las pajizas (escopetas de la época) y exclaman: “si el general se va, ustedes se van con él”. Motivo por el cual el Dr. Acosta Ortiz decide no continuar con la intervención y despertar al paciente. Luego de esto le recomiendan al general que se vea con el Dr. James Adolfo Israel, eminente urólogo berlinés en su clínica en Alemania.

Parte para Europa el 24 de noviembre de 1908 dejando encargado al General Juan Vicente Gómez, su Compadre, quien el 19 de diciembre de 1908 da un golpe de estado incruento terminando el periodo de Castro en el poder, pero siguiendo aun con la hegemonía andina. Castro jamás volvería a Venezuela y sufrió 16 años de exilio hasta su muerte en Puerto Rico en 1924. Gómez gobernaría durante 27 años hasta su muerte ocurrida en 1935.



* Médico miembro de la SOCIEDAD VENEZOLANA DE HISTORIA DE LA MEDICINA . Caracas Venezuela

Anestesiología– Medicina Crítica

e-mail: danielsanchez24@Yahoo.com


Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40