domingo, 9 de agosto de 2009

Los hijos de Miranda

Eumenes Fuguet Borregales (*)

Nuestro siempre precursor, durante su permanencia en Londres, a comienzos de 1800, tiene una relación sentimental con la londinense Sara Andrew su Ama de Llaves, quienes procrean dos hijos Leandro y Francisco, en Grafton street Nro. 27, barrio de Bloomsbury, hoy convertida en el museo "Casa Miranda", propiedad del gobierno venezolano desde 1979. Madre y niños, sufrieron las vicisitudes y alejamiento del padre durante largos períodos de tiempo; la última vez que se vieron fue el 10 de octubre de 1810, cuando salió para Venezuela invitado por los comisionados de la Junta Suprema de Caracas, el coronel Simón Bolívar, el doctor Luis López Méndez, sobrino político de Miranda y Don Andrés Bello.
Miranda, para realizar varias actividades tales como: continuar su afán emancipador, organizar la Sociedad Patriótica,ser elegido diputado por El Pao de Barcelona ante el soberano Congreso que proclamó la independencia el 5 de julio de 1811, en tal condición es firmante del Acta de la Independencia, creador de la bandera tricolor y soldado veterano en las campañas que realizó en el centro de Venezuel. Luego de la Capitulación de San Mateo el 25 de julio de 1812, es encarcelado en La Guaira en la madrugada del 31 de julio y trasladado hasta Cádiz a la prisión de La Carraca donde murió el 14 de julio de 1816. El sustento de la familia en Londres era proporcionado en forma limitada por López Méndez, Andrés Bello y especialmente por el italiano Tomás Molini, secretario privado y hombre de confianza de Miranda, antes y durante la expedición, en las campañas en Venezuela, igualmente en muestra de lealtad y amistad, lo visitaba en la cárcel española y muerto el precursor participó a los familiares y amigos la mala nueva, Molini siguió ayudando a la familia. Leandro el mayor, nació en Londres el 9 de octubre de 1803. El buque insignia de la expedición mirandina sobre Venezuela coincidencialmente llevaba su nombre Este joven viaja a Bogotá en 1823, donde publica en 1824 el periódico bilingüe "El Constitucional", igualmente ofrece en venta a Bolívar los valiosos documentos de su ilustre padre; el Libertador le encomienda a Sucre la compra para llevarla a Bolivia, pero la escasés de recursos económicos lo impidieron. La venta se concreta en 1927, cuando el ejecutivo adquiere los 63 volúmenes en tres mil libras esterlinas, valios matyerial que se encuentra en la Academia Nacional de la Historia. Leandro es designado en 1829 Oficial Mayor del Ministerio de Relaciones Exteriores. En 1830 es enviado como funcionario de carrera a Londres, donde le correspondió en 1831 participar al gobierno la muerte del Libertador y la disolución de la "Gran Colombia"; se retira de la actividad diplomática para dedicarse a los negocios bancarios; en Caracas fundó en 1839 el Banco Colonial Británico de los primeras en Venezuela; en Caracas contrae nupcias con Teresa Dalla Costa Soublette, sobrina del prócer Carlos Soublette. Leandro, luego de realizar de nuevo actividades consulares en Perú, se retiró a la vida privada trasladándose con su familia a Francia; fallece en París a los 83 años. Sus restos fueron exhumados en 1998 para los análisis del ADN para identificar las cenizas del Precursor. Francisco, segundo hijo del más universal de los venezolanos nació el 27 de febrero de 1806, a la muerte de su padre contaba diez años; sus estudios elementales, secundarios y de milicias, los realizó en Londre. Según las coordinaciones de Tomás Molini,; con su hermano Leandro se traslada a Bogotá en 1823. Francisco ocupó cargos en el ejército, inclusive edecán del Libertador. En octubre de 1827 mata en un duelo a espadas a Roberto Van Stuers, funcionario holandés. Para evitar sanciones viaja a Puerto Cabello y luego a Caracas, donde ocupa como teniente cargos militares, siempre en apoyo a las ideas del Libertador; al año siguiente se dirige a La Nueva Granada para continuar la carrera militar; al regresar a Venezuela, con el grado de capitán es designado ayudante del general José Laurencio Silva. En septiembre de 1830, cuando el siempre leal, general Rafael Urdaneta, contra su voluntad, se encarga del Poder Ejecutivo en la Nueva Granada, el capitán Francisco Miranda, en muestra de solidaridad se traslada hacia Bogotá para ofrecerle sus servicios. El 26 de abril se enfrentó a un grupo opositor en el combate de Cerinza, donde murió a los veinticinco años de edad, otras versiones indican que fue fusilado después de la acción bélica.

(*) General de brigada eumenes7@gmail.com
Diario El Carabobeño
Historia y Tradición

1 comentario:

Otmaro Figueroa dijo...

Es confuso pensar que Bolívar siento el protagonista del trágico final de Miranda, es apoyado por los hijos del generalísimo, y sabiendo que la idea tomada como propia, Bolívar con la gran Colombia y estos muchachos le sean tan fiel?... La libertad de discernir nos conlleva a resumir que quien escribe la historia siempre se apoya en conveniencias

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40