viernes, 21 de agosto de 2009

La Paloma: Una canción que ha hecho historia

Una canción ha conquistado el mundo. Existen miles de grabaciones, se canta desde hace 150 años en todo tipo de acontecimiento, desde casamientos, pasando por la política hasta entierros: La Paloma.

Es la canción más interpretada del mundo. En Tanzanía es la canción que alegra los casamientos, en Rumania acompaña el lamento en los entierros y en Alemania es la canción de las fiestas. Los lectores del diario alemán de masas Bild la eligieron en 2003 como el "hit del siglo".
Un documental alemán que se estrenó el 26 de junio de 2008, en un principio en tres idiomas, alemán, inglés y español, sigue las huellas que la melodía ha dejado en todo el mundo. El filme, de una hora y media de duración, muestra interpretaciones de La Paloma pespuntada con todo tipo de ritmo, desde la clásica habanera, pasando por el tango hasta una versión pop de Elvis Presley.
Ya antes de la salida de la película a carteleras se ha publicado en Alemania un libro con cuatro CD y se prepara una colección de grabaciones que abarcará muchos más. La Paloma está hoy más que nunca en boca y en los oídos de todos.

La Paloma global

La Paloma se adelantó a la globalización, en una era en la todavía faltaba más de un siglo para la irrupción de Internet. Según los estudiosos, la canción fue compuesta y escrita alrededor de 1860, si bien no existe unanimidad con respecto a la fecha exacta, por el músico español Sebastián de Iradier y Salaverri, nacido el 20 de enero de 1809 en Lanciego, Álava y murió en 1865 en Vitoria. El autor no vivió para conocer la trascendencia que iba a tener su canción.
Iradier comenzó su carrera musical en Madrid, donde colaboró con diferentes zarzuelas. La vida lo llevaría más tarde a París, donde fue profesor de canto de la emperatriz Eugenia de Montijo, condesa de Teba, esposa de Napoléon III. Luego de una visita a La Habana compuso la canción que lo inmortalizaría: La Paloma. La melodía de inmediato corrió como reguero de pólvora. En muchos países, partiendo de México y España, pasando por Hawaii, hasta Alemania, Rumania e incluso Zanzibar, la canción tiene hoy estatus de melodía tradicional.

¿Cuál es el secreto de canción?

¿Por qué mueve a tantos seres humanos de las más diferentes culturas a derramar lágrimas? Seguramente una de las claves es la combinación de su melodía sencilla y pegadiza, pero sumamente original, con temas universales como la separación, la soledad, el amor y la muerte. En la mayoría de los paises que se conoce la canción piensan que es suya.

El nuevo documental alemán, con el título, cómo podía ser de otra manera, de "La Paloma, intenta desvelar el secreto de la canción. En el filme se llega a la conclusión que otra de las claves de su irresistible éxito es su capacidad de adaptación. La Paloma siempre va bien. En Hamburgo se cree que es una canción marinera y se la toca en casamientos. Justamente en esa ciudad portuaria, La Paloma marcó un récord mundial que le valió una entrada en el Libro Guinness de los Récords: el coro más grande del mundo, compuesto por 88.600 personas, la cantó allí el 9 de mayo de 2004.

Entre los cantantes famosos que han interpretado La Paloma se cuentan Joan Baez, Maria Callas, Bing Crosby, Julio Iglesias, James Last, Dean Martin, Mireille Mathieu, Nana Mouskouri, Charlie Parker, Luciano Pavarotti, Pérez Prado & su orquesta, Elvis Presley (con el nombre "No More"), Caterina Valente, Billy Vaughn y Harry, Sara Montiel, Belafonte y tantos otros.

El libro "La Paloma" acaba de ser editado en Hamburgo, por la editorial Marebuchverlag y contiene textos de diversos músicos alemanes, 120 fotos a color y una discografía comentada de La Paloma en versiones clásicas, de jazz, pop, rock y música popular.

Letra de La Paloma (public domain)


Cuando salí de la Habana
¡Válgame Dios!
Nadie me ha visto salir
Si no fui yo.
Y una linda Guachinanga
como una flor,
Que se vino tras de mí,
que sí señor.

Refrán:

Si a tu ventana llega
Una paloma,
Trátala con cariño
Que es mi persona.
Cuéntale tus amores,
Bien de mi vida,
Corónala de flores
Que es cosa mía.
¡Ay! chinita que sí!
¡Ay! que dame tu amor
¡Ay! que vente conmigo,
Chinita, adonde vivo yo


El día nos casemos
¡Válgame Dios!
En la semana que hay ir
Me hace reír
Desde la Iglesia juntitos,
Que sí señor,
Nos iremos a dormir,
Allá voy yo.

(Refrán)

Cuando el curita nos eche
la bendición
En la Iglesia Catedral
allá voy yo

Yo te daré la manita
con mucho amor
Y el cura dos hisopazos
ue sí señor

Cuando haya pasado tiempo
¡Válgame Dios!
De que estemos casaditos
pues sí señor,
Lo menos tendremos siete
Y qué furor!
O quince guachinanguitos
Allá voy yo

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40