miércoles, 8 de mayo de 2013

I.- Cronología General de la Campaña Admirable en los Andes Venezolanos en 1813 (Táchira, Mérida, Trujillo Y Barinas)



Ana Hernández González*

8 de enero:
Simón Bolívar ocupa la ciudad de Ocaña, después de haber culminado exitosamente las operaciones en el bajo Magdalena, lo cual asegura la comunicación de Santa Fe de Bogotá con Cartagena de Indias y otras ciudades de la Nueva Granada.

16 de enero:
El patriota trujillano Antonio Nicolás Briceño dictó una proclama que consagraba la muerte de todo español y canario y ofrece ascensos militares a quienes presenten cabezas y súbditos españoles. Prisionero en una emboscada que le tendió Yáñez en el Alto Apure, fue remitido a Barinas donde fue pasado por las armas el 15 de junio de 1813.

16 de febrero:
Bolívar sale de Ocaña con destino a Cúcuta, pues las fuerzas realistas del coronel Ramón Correa asediaban los alrededores de aquel lugar, venciendo en el trayecto a una avanzada enemiga en el Alto de la Aguada, que le impedía su arribo a Cúcuta.

22 de febrero:
Simón Bolívar toma la localidad de Salazar de las Palmas.

24 de febrero:
En conocimiento de que unos trescientos realistas escapados de Salazar de las Palmas y Arboleda se dirigían a Cúcuta, Bolívar se pone en marcha hacia el Jagual de San Cayetano, único lugar de avanzada que le
quedaba al ejército español, el cual es tomado por las fuerzas patriotas.

27 de febrero:
Con fuerzas militares provenientes de Ocaña y de Pamplona, bajo el mando de los capitanes Félix Uzcátegui y Lino Ramírez y el teniente José Concha, Simón Bolívar decide cruzar el río Zulia.

28 de febrero:
Se desarrolla la Batalla de Cúcuta contra el coronel español de origen africano Ramón Correa y Guevara, en la cual triunfa el ejército patriota al mando de Simón Bolívar, quien toma posesión de la ciudad y establece allí su cuartel general en espera de la autorización del Poder Ejecutivo de la Unión de la Nueva Granada para dar inicio a la campaña libertadora de Venezuela, conocida luego como la Campaña Admirable.
El mismo día, Bolívar notifica al Presidente del Congreso Granadino el triunfo de las armas republicanas en Cúcuta.

1 de marzo:
Simón Bolívar invade a Venezuela, iniciando su campaña libertadora por San Antonio en persecución del coronel Correa. En su condición de Comandante en Jefe del ejército combinado de Cartagena y de la Unión lanza una Proclama a los habitantes de San Antonio, también a los soldados que forman parte de su ejército.

2 de marzo:
Bolívar envía una nota al Gobernador Presidente del Estado de Cartagena notificándole la persecución al comandante Correa. Igualmente participa al Gobierno de la Unión Granadina haber comenzado la reconquista de Venezuela.

4 de marzo:
El general Simón Bolívar oficia al Presidente del Poder Ejecutivo de la Nueva Granada sobre la campaña de Venezuela.

5 de marzo:
El pueblo de Santa Marta, descontento por su dependencia del Estado de Cartagena, se subleva, se apodera de las baterías y dispersa las tropas, reduciéndose considerablemente bajo el mando del coronel Labaut.

7 de marzo:
El teniente coronel Gonzalo de Aramendi llegó a Barinas ostentando el nombramiento de Comandante Político y Militar, según providencia real del 22 de octubre de 1812; al parecer, dada la situación militar, este no llegó a ejercer el cargo.

9 de marzo:
Desde Cúcuta, el brigadier Simón Bolívar instruye al coronel Manuel del Castillo y Rada, al frente del tercer cuerpo del ejército de la Unión Neogranadina, para que se dirija a La Grita a combatir al ejército realista de Ramón Correa, que se ha refugiado en aquel lugar después de su derrota en Cúcuta.

18 de marzo:
El Gobierno de la Unión, al frente del cual se encuentra Camilo Torres, autoriza al brigadier Simón Bolívar a dirigir los ejércitos a Venezuela. El Congreso General de la Nueva Granada conviene en que el brigadier Simón Bolívar marche con el ejército a su mando a rescatar las provincias de Venezuela del dominio español y le prescribe reglas para obrar.

20 de marzo:
Antonio Nicolás Briceño presenta la idea de la guerra a muerte, con lo cual no están de acuerdo los comandantes Bolívar y Manuel del Castillo.

22 de marzo:
Simón Bolívar conoce la situación de Santa Marta y sobre la invasión del Valle de Upar y otros pueblos por parte de las tropas realistas.

23 de marzo:
Bolívar solicita al gobierno de Cartagena refuerzos para ir en auxilio de Ocaña, Chiriguaná, Mompox y Tenerife, y para marchar contra Santa Marta. Ordena al coronel Manuel del Castillo que parta a La Grita a enfrentar al enemigo. Castillo demora su partida a aquel lugar desconociendo con ello la autoridad del brigadier Simón Bolívar. En la misma fecha, este comunica al gobierno de Cartagena las operaciones sobre Santa Marta y las que intenta realizar en algunas provincias de Venezuela.

24 de marzo:
Simón Bolívar solicita al Poder Ejecutivo de Nueva Granada que lo releve de su condición de comandante del ejército, después de haber pacificado gran parte de las provincias de Santa Marta. Bolívar ordena a Manuel del Castillo que marche a La Grita a atacar a Correa antes de que éste esté en condiciones de regresar a la Nueva Granada con nuevas fuerzas militares procedentes de Trujillo y Maracaibo. Castillo demora su salida esperando que el gobierno de la Unión actúe contra Bolívar. En la misma fecha Bolívar exige al gobierno de la Nueva Granada que reemplace al Coronel Manuel del Castillo, dadas las diferencias e intrigas que se vienen sucediendo entre ambos.

31 de marzo:
El Congreso General de la Nueva Granada conviene en que el Brigadier Simón Bolívar marche con el ejército a su mando a rescatar las provincias de Venezuela del dominio español, prescribiéndole las reglas para obrar.

1 de abril:
El coronel Manuel del Castillo parte con rumbo a La Grita, situada a cuatro jornadas de San José Cúcuta, con una fuerza militar de mil hombres.

2 de abril:
A pesar de las órdenes dadas por Bolívar el 24 de marzo, no es sino el 2 de abril cuando Manuel del Castillo parte hacia La Grita.

5 de abril:
Bolívar contesta al Poder Ejecutivo de Nueva Granada sobre su nombramiento como jefe de las tropas unidas de Pamplona.

6 de abril:
El brigadier Simón Bolívar comunica al gobierno de la Unión Granadina algunas noticias sobre el estado de las provincias venezolanas.

8 de abril:
Continuando su ruta hacia La Grita, Castillo concentra su tropa en Mesa de Aura, donde permanece hasta el día siguiente. En este lugar recibe las cabezas de uno de los españoles fusilados por Antonio Nicolás Briceño.

10 de abril:
Manuel del Castillo pasa por El Palmar y El Zumbador.

12 de abril:
El coronel Manuel del Castillo se encuentra en las inmediaciones de La Angostura, portachuelo situado a unos veinte kilómetros al suroeste de La Grita, lugar ubicado entre esta ciudad y el páramo del Zumbador, un poco más allá de El Cobre. Castillo ordena al mayor José María Ricaurte que ascienda por el lado izquierdo para copar el cerro. Al mismo tiempo, noventa hombres, de la tercera compañía del Batallón número 4, cubren la operación de Ricaurte para atacar por el centro.

13 de abril:
Al amanecer, el sargento mayor Francisco de Paula Santander, con dos compañías del batallón número cinco ocupa la altura de la derecha republicana. Después de un rápido combate, Castillo toma posesión de Angostura de La Grita, expulsando de su territorio al realista Ramón Correa, quien se retira hacia Bailadores y Estanques para luego dirigirse a Escuque y Betijoque. En poder del ejército patriota quedaron ocho prisioneros, siete fusiles, un cañón, un botiquín y otros suministros. Correa esperaría en Betijoque los refuerzos que ya había solicitado al gobernador de la provincia de Maracaibo, Fernando Miyares.
Destacan en esta importante acción militar para la Campaña Admirable los nombres de los gritenses Gabriel Escalante y Blas José Moreno, quienes murieron en la toma del cerro; así como también los Mayores Ricaurte y Santander, los Capitanes Lino Ramírez y Andrade, el Ayudante de Campo Radiolos, los Tenientes Madrid y Almeida, los Subtenientes Acevedo y Manuel Debausa, los Sargentos Gabriel Cárdenas, José María Serna, José Roche y Narciso Osuna y los Cabos Salvador Fernández y Martín Camargo.
14 de abril
El coronel Manuel del Castillo envía comunicación a Bolívar sobre los hechos ocurridos en Angostura de La Grita.

15 de abril:
El gobierno de las Provincias Unidas de Nueva Granada no aprueba la separación de Bolívar del mando de las tropas que forman el ejército del norte, puesto por el Congreso a sus órdenes para restaurar a las Provincias de Venezuela.

16 de abril:
Bolívar se encuentra en San Cristóbal. Allí recibe la comunicación del coronel Castillo, que le da cuenta de su triunfo frente a Correa en Angostura de La Grita, por lo que Bolívar decide inmediatamente marchar con rumbo a aquella ciudad. En la misma fecha el Coronel Manuel del Castillo se dirige al Presidente de la Unión para expresarle su dimisión como comandante del ejército neogranadino.

17 de abril:
Simón Bolívar sigue a La Grita para asegurarse de que Correa no esté atrincherado en algún lugar cercano a aquella ciudad y regresa a Cúcuta nueve días después.

19 de abril:
Bolívar toma posesión de la plaza de La Grita, permaneciendo en esta los días 20 y 21 de abril. Durante su estadía procede a designar interinamente a las autoridades del lugar, juramentando como alcaldes a Bernardo García y a Antonio Guerrero. El mismo día de su llegada envía un destacamento a Bailadores, al mando del marabino Francisco Yépez.

26 de abril:
En la villa de San Cristóbal, las tropas republicanas han sido puestas bajo las órdenes del coronel José Félix Ribas, quien ha recibido instrucciones de Bolívar de organizar una expedición para libertar a Barinas, y de incorporarse luego al ejército que por la ruta de los Andes avanzará sobre Caracas. Después de esta decisión, Bolívar regresa a San José de Cúcuta.


27 de abril:
El Congreso de la Unión, por insistencia del Presidente Camilo Torres, resuelve dar instrucciones a Bolívar para que continúe el proceso libertario de Venezuela.

28 de abril:
El Brigadier Simón Bolívar da instrucciones al Doctor Cristóbal Mendoza para que ejerza la gobernación de Mérida.

30 de abril:
Bolívar pone a consideración del Gobierno de la Unión las instrucciones dadas a Cristóbal Mendoza para que se encargue de la Gobernación de la Provincia de Mérida.

3 de mayo:
Antonio Tízcar se encontraba en Barinas ejerciendo funciones de Gobernador, anunciando que sus tropas no darían cuartel a los patriotas rendidos.

4 de mayo:
El coronel Antonio Nicolás Briceño, comandante de la Caballería de Venezuela, sale de San Cristóbal con ciento cincuenta hombres procedentes del Bajo Magdalena con rumbo a los Llanos a través de la selva de San Camilo.

7 de mayo:
Bolívar recibe la noticia del permiso del Congreso de la Nueva Granada para continuar la guerra de independencia en Mérida y Trujillo. Hasta entonces sólo tenía orden de no pasar más allá de La Grita.

8 de mayo:
Simón Bolívar comunica al Presidente encargado del Poder Ejecutivo de la Nueva Granada sobre sus operaciones en la campaña de Venezuela.

10 de mayo:
Antonio Nariño recibe una carta en la cual Bolívar, le agradece el apoyo brindado por el gobierno de Santa Fe en el envío de material de guerra y un contingente de ciento cincuenta voluntarios. En esa fecha Bolívar se encuentra en San Antonio, donde dicta dos proclamas.

14 de mayo:
El realista José Yánez vence a Antonio Nicolás Briceño en las cercanías de Guasdualito, y lo pasa por las armas en Barinas. En la misma fecha, Simón Bolívar sale de San José de Cúcuta, iniciando la ofensiva que concluiría en Caracas con la liberación de Venezuela, estacionándose primeramente en San Cristóbal.

15 de mayo:
Simón Bolívar parte hacia La Grita, en donde se unirá al ejército comandado por Rafael Urdaneta. En inmediaciones de Guasdualito fue hecho prisionero el doctor y coronel republicano Antonio Nicolás Briceño, por las fuerzas realistas comandadas por Yáñez. Conducido a Barinas, fue fusilado un mes después, en la plazoleta de Dolores.

17 de mayo:
Bolívar llega a La Grita nuevamente, procedente de Cúcuta, permaneciendo en este lugar hasta el día 19 siguiente.

19 de mayo:
Desde La Grita, Simón Bolívar continúa a Mérida, acompañado por José Félix Ribas, Rafael Urdaneta, Atanasio Girardot y Antonio Ricaurte. Esta avanzada llega a Bailadores. Aquí Bolívar pernocta dos días en casa de los Belandria, y dicta una proclama, de la cual hace mención en carta al Presidente Camilo Torres, el 24 de mayo, en la que promete generosa acogida a los venezolanos emigrados con Correa y a los que se hallan ocultos.

22 de mayo:
El patriota barinés Juan José Briceño Angulo fue ajusticiado, junto al cementerio de la ciudad de Barinas, después de un juicio militar promovido por el español Antonio Tízcar.

23 de mayo:
En horas de la mañana Bolívar llega a Mérida, donde se hallan las tropas que le han precedido. Permanece en la ciudad durante dieciocho días, hasta el 10 de junio, hospedándose una cuadra debajo de la iglesia de El Llano, en casa que habitó después don Agustín Albornoz, marcada en 1883 con una piedra conmemorativa. Allí recibe apoyo material y la incorporación de quinientos hombres, organizados por Francisco Ponce y Vicente Campo Elías. Mérida le da también al ejército libertador caballos, cañones, ollas de campaña, pólvora treinta mil pesos en oro y valerosos hombres de distinguidas familias como los Rivas Dávila, Rangel, Picón, Paredes, Maldonado, Briceño, Uzcátegui, Nucete, Pacheco, Fernández Peña, Ovalle, Pino, Marquina, Quintero, Sánchez Espinosa, Gutiérrez, Torres y otros más. De aquellos quinientos hombres sólo quince volvieron al seno de sus familias merideñas.
La tradición cuenta también que María Simona Corredor le regaló a Bolívar una casa. Una hermana del Canónigo Uzcátegui le ofreció un cañón con su nombre grabado. María Rosario Nava puso a disposición de la causa republicana a su hijo inválido. Anastasia, la criada del convento de las monjas Clarisas le relató el alboroto de las tropas de Correa la noche del 17 de abril. Y hasta existe una leyenda que habla del regalo que hizo al Libertador el señor Vicente Pino, de un perro llamado Nevado y de su cuidador, el indio Tinjacá.
24 de mayo:
Simón Bolívar da cuenta al gobierno Granadino de su entrada a Mérida, enviándole copia de la proclama de Bailadores, dirigiendo también un oficio al Presidente de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, con noticias sobre la campaña. Bolívar revelaba sus temores por la suerte de Barinas, señalando que "Por la parte de Barinas tenemos un destacamento avanzado de 80 hombres en el lugar de Las Piedras, a la entrada de Los Callejones, posición muy ventajosa que de esta ciudad mandaron a ocupar antes de nuestra llegada, para impedir cualquier incursión que el enemigo quisiese hacer; el cual se halla a cuatro días de distancia de nuestra avanzada, en número de 100 hombres, aunque no todos con fusil. Yo creo que las tropas españolas que ocupan la provincia de Barinas, bien pronto serán desalojadas, ya que el efecto de los movimientos de Casanare y Briceño, y ya los nuestros; que ellos pueden temer sean dirigidos a cortarles la retirada por Guanare o Boconó. De todos es muy conveniente que enviemos un destacamento de 200 hombres hacia la capital de Barinas a protegerla, para que no sean aniquilada por los enemigos o por las tropas de Briceño, y sacar algunos caudales de aquella Provincia para la subsistencia del ejército, que bien los necesita...".

26 de mayo:
En Mérida, Bolívar reúne a los miembros del Ayuntamiento para dar un discurso y exponerles los planes de su campaña militar; discurso que es
contestado por el Presidente de la Municipalidad merideña Ignacio Rivas. En dicha reunión el pueblo proclama y confiere a Simón Bolívar el título de Libertador.

29 de mayo:
La vanguardia del ejército libertador, al mando del coronel Atanasio Girardot, parte desde Mérida hacia la provincia de Trujillo.

30 de mayo:
Bolívar informa al Gobierno de la Unión que ha tenido conocimiento, por comunicaciones del 7 y 10 de mayo, de su designación para dirigir las operaciones del ejército y los arreglos políticos que sean necesarios para los pueblos que sean libertados en Venezuela, así como también sobre la aprobación del nombramiento que hizo de Cristóbal Mendoza para que se encargue del gobierno provincial de Mérida.
Desde Mérida, Simón Bolívar se dirige al Presidente de la Unión informándole lo ocurrido con Antonio Nicolás Briceño en la Provincia de Barinas y señalando que el "camino de Los Callejones, que sería la otra vía por donde podrían venir los enemigos de esta Provincia, es tan fragoso y defendible, que yo no me atrevo a pasar por él, a pesar de ser el más directo, y por consecuencia más corto..., lo que más nos conviene ahora es dejar asegurado el camino de Los Callejones con un destacamento, y marchar de Trujillo a Guanare, después de haber tomado a Carache, que es el único punto que tiene enemigos en Trujillo...".
31 de mayo:
Simón Bolívar notifica al Congreso Granadino el recibimiento de las comunicaciones del 13 y 14 de mayo, en las que se le informa sobre la admisión de la renuncia del Coronel Castillo, y expone su plan de acción para la conquista definitiva de Caracas.

3 de junio:
Los capitanes Luciano D’Elhuyar y Hermógenes Maza, con un ejército de doscientos hombres, expulsan al coronel Ramón Correa cerca de la posición de Ponemesa, altura situada entre Escuque y Betijoque.

4 de junio:
Las fuerzas comandadas por D’Elhuyar y Maza derrotan en El Colorado de Escuque a una avanzada de cincuenta maracaiberos pertenecientes al ejército del coronel Correa.

6 de junio:
Al puerto de Moporo llega el resto de las tropas de Correa, perseguidas por los patriotas después de la derrota de Ponemesa. Son combatidos en los sitios de Agua Santa, El Sequión y Llano Matías, y huyen luego al Lago para trasladarse a Maracaibo.

7 de junio:
El Brigadier Simón Bolívar comunica a los poderes locales de algunas ciudades venezolanas las instrucciones que tiene del gobierno de la Nueva Granada, para restablecer el orden en las provincias que vaya libertando.

8 de junio:
En el Cuartel General de Mérida, Bolívar dicta una proclama al valeroso pueblo merideño, en la que se advierte ya su actitud futura en la guerra a muerte que desatará contra los enemigos de la libertad americana.


9 de junio:
Después del triunfo de Ponemesa, Atanasio Girardot ocupa la ciudad de Trujillo.

10 de junio:
Después de dieciocho días en Mérida, Bolívar marcha con rumbo a Trujillo, dejando a la retaguardia trescientos hombres al mando de José Félix Ribas. Pernocta esa noche en Mucuchíes.
En la misma fecha, Atanasio Girardot procede en Trujillo a restablecer el gobierno de la provincia, convocando para ello a un cabildo abierto. De igual manera, Girardot restituye los bienes que habían sido secuestrados y embargados por los jefes realistas e indulta a los soldados dispersos que habían participado en el ejército de Correa.
11 de junio:
Entre el 11 y 12 de junio el ejército libertador al mando de Simón Bolívar, debe atravesar los pueblos que se localizan en el territorio del páramo de Timotes.

13 de junio:
El Libertador Simón Bolívar llega a Mendoza, al sitio llamado Agua Clara y se instala en la hacienda Carmania, propiedad del padre Rosario.

14 de junio:
El Libertador llega a la ciudad de Trujillo y ordena a José Félix Ribas, quien se encuentra en Mérida, que se dirija a Boconó por la vía de Los Callejones.

15 de junio:
Simón Bolívar dicta en Trujillo el Decreto de Guerra a Muerte. El mismo día, en Barinas, el coronel español Antonio Tízcar manda a fusilar al coronel Antonio Nicolás Briceño, a quien entonces ya se le apodaba con el nombre del "Diablo", por su actitud contra los realistas y todos aquellos que no estuvieran a favor de la causa patriota.
Antonio Nicolás Briceño, junto con siete compañeros de armas, fue fusilado por los españoles en la plazoleta de Dolores, que estuvo situada en el cruce de la actual avenida "Montilla" con la calle "Cedeño", de la actual ciudad de Barinas.
17 de junio:
Atanasio Girardot despliega sus fuerzas hacia Carache, lugar donde se encuentra el jefe realista Manuel Cañas con sus ejércitos.

18 de junio:
Girardot ataca a las fuerzas de Cañas, y lo derrotan en una hora de combate, a las alturas de Agua de Obispos, cerca de Carache. Destacan en esta acción los coroneles boconeses Cegarra y José Manuel Arraiz

20 de junio:
Una división del ejército de Tízcar, al mando del español José Martí, marcha por el camino de Caldera, con instrucciones de atacar las provincias de Trujillo y Mérida. Ante ello, Bolívar ordena al Coronel José Félix Ribas, comandante de la retaguardia y quien está en camino hacia Las Piedras y Boconó, que enfrente a estas fuerzas realistas. Para esa fecha el ejército de Ribas acamparía en el sitio Boca del Monte, al noroeste de Boconó. Esta división había seguido la ruta Mérida-Apartaderos-Las Piedras-Altamira-Caldera, para dirigirse a Trujillo por Boconó.

21 de junio:
Simón Bolívar, desde su cuartel general en Trujillo, se dirige al comandante de la retaguardia coronel José Félix Ribas dándole las instrucciones de marchar hacia Las Piedras a encontrarse con el enemigo y batirlo, si es posible, o replegarse y entretener al enemigo para ser atacado por la espalda. En la misma fecha se dirigió Bolívar al teniente coronel Atanasio Girardot diciéndole: "Por noticias que he recibido hoy, he sabido que una división de Barinas de 300 a 400 hombres, sale por el camino de Los Callejones a Las Piedras; espero que V. Acelere su marcha a este cuartel general, para atacarlos nosotros por la espalda, si resultare verdadero aquel aviso...".

22 de junio:
Atanasio Girardot vuelve a Trujillo.

25 de junio:
El Libertador Simón Bolívar se encuentra en Trujillo, en espera de que el Congreso Neogranadino le autorice continuar las operaciones militares para libertar definitivamente Venezuela del dominio español. Reorganiza el régimen de la Provincia de Trujillo en obedecimiento de las instrucciones del gobierno de las Provincias Unidas de Nueva Granada. Luego parte con destino a Boconó y Guanare.


28 de junio:
Simón Bolívar parte de Trujillo con destino a Barinas, lugar donde Antonio Tízcar se acantona su ejército de dos mil hombres. Las tropas libertadoras, comandadas por Bolívar, parten de Boconó, recorriendo el camino que pasa por Campo Elías y Biscucuy, con destino a Guanare.

1 de julio:
Bolívar entra en Guanare, ciudad que ha sido abandonada por los ejércitos realistas al tener conocimiento del avance de los patriotas. En la misma fecha José Félix Ribas llega a Niquitao, y recibe el auxilio de la primera autoridad de aquella población Pedro José Briceño y del presbítero Ricardo Gamboa.
Desde su Cuartel General en Guanare, el brigadier Simón Bolívar escribió al comandante de la retaguardia, coronel José Félix Ribas, dándole instrucciones para perseguir las fuerzas realistas comandadas por José Martí, procedentes de Barinas con destino a Las Piedras.

2 de julio:
Bolívar recibe el oficio de José Félix Ribas en el que le comunica la salida del español Martí por Las Piedras o Niquitao, con cuatrocientos o quinientos hombres. Al amanecer, José Félix Ribas inicia el avance contra el ejército realista, ordenando al mayor Rafael Urdaneta atacar la posición enemiga. Por su parte el capitán J. M. Ortega ataca por el lado izquierdo y se completa la acción militar con la actuación de la caballería y la infantería comandadas por el propio Ribas. Así fue derrotado el coronel José Martí en la Batalla de Niquitao. Martí había venido de Barinas con unos mil hombres, amenazando la retaguardia de Simón Bolívar. La batalla se desarrolló en el lugar denominado El Portero, entre Niquitao y La Vega, hato donde Martí había concentrado sus fuerzas militares. Ribas lo combatió con sólo cuatrocientos cincuenta hombres. La huida del grueso del ejército realista y la captura de cuatrocientos cuarenta y cinco prisioneros y gran cantidad de material de guerra fueron los resultados de esta batalla.

3 de julio:
Simón Bolívar marcha con rumbo a Barinas y escribe al coronel José Félix Ribas, manifestándole que "resuelto a atacar a Tízcar en Barinas, salí esta mañana de Guanare, y he logrado pasar las tropas del río Boconó...Si ha tenido V. La fortuna de batir a Martí me lo comunicará inmediatamente, y se pondrá en marcha con su División por Los Callejones o por el camino que hemos traído de Boconó (de Trujillo)...".

4 de julio:
El brigadier de la Unión Simón Bolívar se encontraba en su Cuartel General de la Misión de Boconó (Actual Boconoíto) o en la hacienda San Fernando (conocida hoy como la "Marqueseña"), en tránsito para Barrancas. Con alborozo recibió la noticia de la victoria obtenida por el coronel José Félix Ribas sobre Martí, en Niquitao.


5 de julio:
Simón Bolívar se encontraba en Barrancas, a las puertas de la ciudad de Barinas. El jefe español Antonio Tízcar, al tener noticias de la derrota de Martí en Niquitao y la inminente marcha del brigadier Simón Bolívar sobre la ciudad de Barinas, abandonó en horas de la tarde el lugar y se dirigió a Nutrias, con miras a llegar hasta Guayana, por el río Orinoco, dejando en la ciudad abundante material de guerra.

6 de julio:
El Libertador ocupa y libera la ciudad de Barinas, que ha sido abandonada por Tízcar quien se retira a Guayana a través del puerto de Nutrias.

7 de julio:
Bolívar se encuentra en la ciudad de Barinas, en la que ha instalado su Cuartel General.

9 de julio:
Bolívar dio cuenta detallada al Gobierno de la Unión de sus operaciones por Barinas y de sus proyectos sobre el centro, los Llanos y la capital de Venezuela.

10 de julio:
Desde su Cuartel General de Barinas, Simón Bolívar ofició al Supremo Congreso de la Nueva Granada, dándole detalles sobre el progreso de la campaña contra los ejércitos realistas tanto en la región andina como en la de los llanos.

13 de julio:
Para esta fecha todavía el Libertador Simón Bolívar se encontraba en Barinas. Allí pronunció un discurso a los ciudadanos y magistrados de la ciudad, en el que se refirió al régimen político instaurado en la liberada Provincia de Barinas.

14 de julio:
Bolívar se encuentra en Barinas haciendo los preparativos para iniciar su regreso a Guanare.

16 de julio:
El Libertador Simón Bolívar hizo el trayecto entre la ciudad de Barinas y la de Guanare. En adelante, la Campaña Admirable tomará dos rumbos: hacia el centro por El Tocuyo y Barquisimeto, y por los Llanos, hasta triunfar definitivamente el ejército patriota con la entrada en Caracas el 6 de agosto de 1813. 

*.Segunda vicepresidenta de la Sociedad Divulgadora de la Historia Militar de Venezuala,profesora e historiadora.

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40