domingo, 31 de marzo de 2013

Pedro Grases y el «Bochinche»


Por: Carlos Maldonado-Bourgoin
¡Bochinche, periquera y alboroto!, ¿quién no asocia estas palabras, junta a otras que designan más o menos lo mismo, al temperamento y al carácter propio hispanoamericano?

Así lo hicimos al recordar los venezolanismos y a don Pedro Grases, en programa de radio.

El maestro Pedro Grases dedicó parte de su obra a lo que el mismo llamó: “Escarceos de léxico, gramática y lenguaje”. El erudito catalán-venezolano rescató para la gente del común y en especial para los jóvenes muchísimos venezolanismos, relegados al texto erudito y al diccionario especializado.

Muy celebrado fue el trabajo de Pedro Grases titulado La idea de «Alboroto» en Castellano. Nota sobre dos vocablos «Bululú» y «Mitote». Publicado por vez primera en el Boletín del Instituto Caro y Cuervo, Tomo VI, Nº 3, Bogotá, septiembre-diciembre de 1950.

Grases allí entró de pleno a la idea de «Alboroto» en español. Estudió cuándo aparecen y cómo llegan palabras como «Bululú»,… «Bochinche», «Brollo», «Bronca», «Bullaranga», «Cómica», «Desespero», «Folla», «Follón», «Follita» y «Fullona». También ilustró sobre «Galleta», «Guachafita», «Merequetén», «Periquera», «Rochela», «Sampablera», «Samplegorio», entre otras.

En el Vol. 13 de Obras de Pedro Grases, Editorial Seix-Barral, el autor reeditó otros interesantísimos trabajos suyos como: Fórmulas de tratamientos en Venezuela en la época de la Independencia, La nomenclatura de bailes y canciones hispanoamericanas, «Galerón» de Tierra Firme, «Locha», nombre de fracción monetaria en Venezuela, Liberal, El castellano en América, y… Acerca del grupo ZC en la conjunción castellana y otros temas.

A finales de los cincuenta, en colaboración con Libardo Hoyos Cardona, Pedro Grases hizo una sección de Venezolanismos para el Diccionario Escolar de la Lengua Española, publicado por Editorial Stella, Colección La Salle, en Bogotá, publicación que se agotó y tuvo varias ediciones. Allí encontramos expresiones muy venezolanas que son parte de nuestra identidad.

El americanismo «Bochinche» es sinónimo de “alboroto, asonada o desorden”. Con profunda psicología y desencanto, el Generalísimo Francisco de Miranda tachó a sus compatriotas en 1812 diciendo: “¡Bochinche, bochinche, bochinche esta gente no saber hacer sino bochinche…!”. Pero esta palabra, de largo tiempo de uso, sólo fue registrada como palabra en el Diccionario académico en 1884.

En el habla coloquial tradicional venezolana otra palabra de uso muy común es «Periquera». Tan sonora y colorida palabra fue registrada por don Lisandro Alvarado en su Glosario del bajo español en Venezuela, y se refiere a “reunión de pericos, y por analogía, conjunto de personas charladoras; algarabía, alboroto”.

Mucho más genérico es el uso de la palabra «Alboroto». Viene del latín volutare, agitar, cruzado con alborozar. De tal modo que, Alborotar es el vocerío o estrépito causado por una o varias personas. Quiere decir también, inquietar, alterar, conmover y perturbar.
* * *
Valga recordar a nuestra gente joven, que Pedro Grases fue un profesor y humanista catalán, venido a Venezuela en 1937 como consecuencia de la Guerra Civil española.

Don Pedro –como todos le llamábamos con afecto, respeto y gratitud- se hizo en Caracas maestro de varias generaciones de estudiantes en el liceo y en universidades, e hizo un trabajo de investigación y documentación sobre temas venezolanos, obra a la que don Arturo Uslar Pietri no vaciló en calificar de “faraónica”. En todas las bibliotecas del mundo las referencias de Grases son básicas y fundamentales. La Obra de Pedro Grases abarca de los siglos XVIII al XX. Sin su obra es difícil, por no decir imposible, estudiar realmente a Venezuela, nuestros próceres civiles y militares, grandes momentos de nuestra historia como la Independencia y vida republicanas, Grases también dio orden a los archivos del Libertador, Sucre y otros.

Pedro Grases, a su vez, fue el principal responsable de darle a nuestro Andrés Bello dimensión universal, como el más grande humanista de nuestro continente y libertador intelectual de Hispanoamérica.

Al final de su vida Pedro Grases fue preguntado acerca de qué le hizo quedarse en Venezuela. Y el contestó: – Encontré un país que ríe y llora como nosotros –. (Un catalán con alma hispanoamericana).

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40