jueves, 21 de marzo de 2013

DE QUÉ MURIERON LOS PRESIDENTES Y EXPRESIDENTES DE VENEZUELA En el siglo XX y en el XXI

Oldman Botello

En el siglo XX hubo catorce presidentes de Venezuela y en lo que va del siglo XXI uno solo; una investigación nos revela de qué enfermedad o padecimiento fallecieron esos hombres que gobernaron al país en ambas centurias.
    El primer presidente venezolano en el siglo XX fue el general Cipriano Castro, tachirense, quien murió exiliado en Puerto Rico el 3 de diciembre de 1924, día de su patrona Santa Bárbara. La causa conocida fue la secuela de su vida disipada que lo llevó a operarse en Alemania con el afamado Dr. James Adolph Israel que cobró 50.000 marcos por la intervención más 10.000 por la hospitalización. Fue operado de fístula vesico-intestinal, una rareza como padecimiento orgánico y lo llevó a sufrir fiebres constantes y presentar en algunos momentos huevos de áscaris en la orina (neumaturia) y constantes infecciones en los ganglios inguinales; arrojaba gases por el meato urinario y él mismo explicaba: “Me peo por el pito”.
   El general Juan Vicente Gómez, que gobernó 27 años al país, falleció en Maracay a los 77 años, el 17 de diciembre de 1935, por un adenoma prostático con trastornos de la micción y diabetes mellitus acaecida ocho meses antes de su muerte; para aliviarla era necesario aplicar grandes dosis de insulina. Esta situación corría pareja con su negativa a operarse de la próstata y el incumplimiento de las medicaciones específicas para su enfermedad.
   El presidente provisional (permaneció en el cargo siete años, desde 1914 a 1921) el abogado Victorino Márquez Bustillos sufrió en diciembre de 1940 un accidente cerebrovascular con hemiplegia izquierda como consecuencia de esta afección , aunque conservaba la lucidez. En 1941 sufrió una neumonía derivada de un episodio de gripe que lo llevó a la tumba el 10 de enero de ese año.

    El Dr. Juan Bautista Pérez, presidente electo por el Congreso en 1928 en reemplazo del general Gómez, murió como consecuencia de un infartto el 7 de mayo de 1952 a los 83 años.
    El general en jefe Eleazar López Contreras murió a avanzada edad el 2 de enero de 1973 por una broconeumonía secundaria a infección respiratoria alta e insuficiencia cardíaca secundaria con cardiopatía izquémica. Entró en coma el 31 de diciembre de 1972 y murió el 2 de enero siguiente faltando pocos meses para cumplir los 90 años.
   El general Isaías Medina Angarita sufrió una trombosis de la arteria cerebral media el 8 de mayo de 1952 cuando se hallaba exiliado en Nueva York después de su derrocamiento en 1945. Entró en coma pero logró recuperarse aunque con hemiplegia izquierda. Ese mismo año, el gobierno dictatorial de Pérez Jiménez permitió su regreso al país en un avión fletado por los amigos del expresidente. En 1953 se le diagnosticó hiperglicemia y luego un infarto al miocardio falleciendo en la mañana del 15 de septiembre del propio año.
  El expresidente Rómulo Gallegos, también de avanzada edad, pues nació en 1884, presentó en 1961 un cuadro cardiovascular, diagnosticándose insuficiencia coronaria, la cual se agravó por haber presentado con anterioridad una accidente cardiovasculas quedando como secuela una hemiplegia izquierda. En febrero de 1966 padece edema agudo del pulmón. El 25 de enero de 1969, paresia o parálisis derecha y aforia progresiva y se llegó a un cuadro broncopulmonar. El 4 de abril de 1969 se diagnostica una labilidad vascular sin lograr su estabilización. A las 10 de la noche de ese día entró en estado de coma y murió a las 2:20 de la madrugada del 5 de abril.
   El polémico expresidente Rómulo Betancourt se encontraba en Nueva York con su esposa, la calaboceña René Hartmann Viso, cuando presentó un ACV masivo que le ocasionó la muerte el 28 de septiembre de 1981. Betancourt había manifestado a su esposa que si le llegara a ocurrir un grave percance de salud, no lo tuvieran con aparatos y vida artificial, por lo que doña Renée ordenó a los médicos desconectarlo cuando se diagnosticó el ataque cerebral masivo. Ella lo comprendió así porque también era médico.
    Raúl Leoni gobernó desde 1964 a 1969. La causa de su muerte, también en Nueva York el 5 de julio de 1972, fue una carcinomatosis generalizada; presentó cavidad abdominal purulenta y perforación de un divertículo en sigmoides, cuadro de ictericia que provocó un coma hepático y la muerte por bronconeumonía.
 El Dr. Rafael Caldera murió en Caracas el 24 de diciembre de 2009 como consecuencia del mal de Parkinson que venía sufriendo, con una lenta agonía. Tenía 93 años de edad.
   El abogado y periodista socialcristiano Luís Herrera Campins falleció en Caracas el 9 de noviembre de 2011 por complicaciones de una aneurisma  abdominal. Había nacido en Acarigua, estado Portuguesa, en mayo de 1925, a los 86 años no cumplidos.
  El presidente de la Junta Militar de Gobierno desde 1949, comandante Carlos Delgado Chalbaud murió instantáneamente como consecuencia de haber recibido cinco tiros en un atentado en el este de Caracas el 13 de noviembre de 1950. Uno lo recibió en la cara, otro en el cráneo, otro en el pecho y dos en las piernas.
   El general de división Marcos Pérez Jiménez murió octogenario en Madrid como consecuencia de un derrame cerebral el 7 de febrero de 1999 que lo postró en cama y un paro respiratorio en diciembre de  2002 que provocó su deceso en su suntuosa mansión en la exclusiva urbanización La Moraleja, en las afueras de la capital española, donde tenía hasta refugio antiatómico.
   Desconocemos la causa de la muerte del Dr. José Gil Fortoul, presidente provisional en 1910-1912, que falleció en Caracas en 1942, bastante anciano; del Dr. Edgar Sanabria Arcia, presidente de la Junta de Gobierno (1958-1959) y del contralmirante Wolfgang Larrazábal Ugueto, presidente de la Junta Militar de Gobierno a la caída de Pérez Jiménez. Falleció nonagenario, pues había nacido en 1911 y se graduó de oficial de la Armada en la Escuela Militar y Naval de Maracay en 1932.
  El presidente teniente coronel Hugo Chávez fallece el 5 de marzo de 2013, a los 58 años de edad (había nacido en Sabaneta, Barinas, en 1954) por cáncer, cuya naturaleza específica no fue dada a conocer sino como un tumor maligno, con afectación de próstata y huesos e insuficiencia respiratoria.
FUENTES:

BOTELLO, Oldman (1981) Maracay. Noticias del viejo valle. Caracas: Avilarte-Catalá Editores
Diccionario de Historia de Venezuela (1997) Caracas: Fundación Polar. Vol.

LABARTA, Diego. (1936) Así fue.  Caracas: spi.

Revista de la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina. Mesa redonda Enfermedad y muerte de los presidentes de Venezuela. Segunda Parte. 3-4 de abril de 1981.

Información oral: Don Florencio Gómez Núñez de Cáceres (+); Dr. Lucas Manuel Moreno (Villa de Cura) Dr. Carlos Alarico Gómez (Caracas), Inocencio Adames Aponte (Villa de Cura)

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40