sábado, 13 de noviembre de 2010

60 años del crimen de Carlos Delgado Chalbaud "Las sospechas se fundan en su condición de gran beneficiario del crimen"

OSCAR YANES


Mañana, 13 de noviembre, se cumplen sesenta años del asesinato de Carlos Delgado Chalbaud, presidente de la Junta Militar de Gobierno. Vale la pena recordar la carta que la viuda del Coronel envió al General Marcos Pérez Jiménez. Esta carta fue primicia de la revista Bohemia, y circuló en todo el continente.

"Londres 20 de febrero de 1954. Coronel Marcos Pérez Jiménez. Palacio de Miraflores. Caracas. Venezuela.

Me dirijo a usted, coronel, porque es evidente que en cuanto al asesinato de mi esposo y dentro de la actual realidad venezolana, usted será el supremo inspirador y responsable de la justicia que se haga... Esta se encamina hacia el solo castigo de los simples comparsas y de ciertos directores de segundo orden. Los promotores principales, y entre éstos el eje central de la conjura, permanecen incógnitos... En síntesis, sobre usted existen sospechas y a usted se le teme. Esto es lo que se interpone en el camino de la justicia. Las sospechas no son gratuitas. Se fundamentan en su condición de gran beneficiario del crimen, ya que la existencia misma del comandante Delgado Chalbaud, era un tremendo obstáculo moral y práctico para la ascensión suya al poder y para el empleo de los procedimientos que le han permitido alcanzarlo y conservarlo. Se fundan en las declaraciones de algunos de los autores materiales. Se fundan en la protectora benevolencia con que su régimen ha tratado a quienes dieron muerte a Rafael Simón Urbina, capturado e indefenso, esos agentes que ¿por orden de quién? se apresuraron a destruir la clave de la investigación antes de que esta se iniciara. Se funda en la existencia de ese extraño mensaje que el asesino dirigiera a usted, después del hecho y cuya ocultación fue juzgada por sus asesores. Se funda en la presencia a su lado para el momento del crimen, con el cargo de secretario privado, en el que aún usted mantiene al abogado Víctor José Cedillo, conocido como amanuense de confianza y consejero íntimo del asesino Urbina y de quien sería ingenuo pensar que no haya establecido vínculos entre éste y usted. Se fundan también en los soeces ataques que la prensa controlada por sus agentes ha lanzado contra mi marido, tratando de manchar su memoria y hacer menos odiosa su desaparición; ataques cuya significación es acentuada por coincidencia con sedicentes homenajes oficiales que formulan y preparan agentes a su disposición. Se funda, en fin, en mi destino de desterrada porque me constituí en parte acusadora y porque rechacé halagos, ofertas y amenazas para que me apartara del juicio... Atentamente, Lucía Delgado Chalbaud".

La próxima semana continuaremos recordando otros "misterios" aún no aclarados sobre el asesinato de Delgado. Uno no se explica, como pueden quedar en la oscuridad algunos aspectos del magnicidio y no se ha hecho ningún esfuerzo por aclarar esos puntos oscuros.

Mencionaremos algunas de las recomendaciones que él FBI hizo a muchos de los hombres que acompañaron al general Urbina.

Así son las cosas.
EL UNIVERSAL
viernes 12 de noviembre de 2010

ayanes@cantv.net

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40