jueves, 17 de diciembre de 2009

Un Bolívar "humano"

Moisés G. Hernández

Hoy se cumplen 179 años del fallecimiento de Simón Bolívar
Comisión para investigar muerte del Libertador desapareció de la agenda del Gobierno
Hace dos años, el presidente Hugo Chávez anunció lo que para muchos venezolanos rayó en lo insólito: la conformación de una comisión especial para investigar la muerte de Simón Bolívar. Según el mandatario, el Libertador no había fallecido por tuberculosis, sino envenenado. Sin embargo, desde principios de 2008, cuando se oficializó la idea presidencial, el tema al parecer salió de la agenda de Miraflores.

La comisión presidencial fue creada "con carácter temporal" según el Decreto Nº 5.834, publicado en Gaceta Oficial Nº 38.860, del 29 de enero de 2008. Tendría por objeto la "planificación y activación del proceso de investigación científica e histórica sobre los acontecimientos relacionados con el fallecimiento del Libertador Simón Bolívar y el traslado a la nación de sus restos mortales".

Dicha comisión fue integrada por el Vicepresidente Ejecutivo, como su presidente; los titulares de los ministerios para Relaciones Interiores y Justicia, Relaciones Exteriores, Finanzas, Defensa, Educación Superior, Educación, Salud, Ciencia y Tecnología, y Cultura; la Fiscal General de la República y el presidente del Instituto del Patrimonio Cultural.

En un reportaje publicado por el diario El Nacional en julio de 2008, la periodista Milagros Socorro afirmó que las sospechas del presidente Chávez se basaron en la tesis del libro El parricidio de Santa Marta, escrito por Luis Salazar Martínez. El asesino habría sido Fernando Bolívar, sobrino del Libertador, y Mariano Montilla su cómplice.

Las causas de la muerte del Libertador fueron muy bien documentadas por el francés Alejandro Próspero Reverend, el médico de cabecera de Bolívar en sus últimos días.

De acuerdo con el decreto presidencial, la averiguación en torno al deceso del Libertador en Santa Marta, Colombia, el 17 de diciembre de 1830, era "de gran valor histórico y cultural para la nación", sobre todo cuando se produjo en medio de las intrigas tejidas alrededor de Bolívar, quien encontró oposición en su empeño de consolidar la Gran Colombia.
El historiador Eumenes Fuguet, miembro de la Academia de la Historia del Estado Carabobo, recordó que la mayoría de los investigadores han reconfirmado que Bolívar murió de tuberculosis.

Pero, más allá de las causas de su muerte, Fuguet expresó que el Libertador debe recordarse como "un paisano, como humano, un amigo que nos convoca al estudio, al trabajo, al desarrollo del país, a trabajar sin mezquindades y, más que todo, a la unidad".

Fuguet también resaltó la grandeza de Bolívar, quien poco antes de morir perdonó a quienes lo llevaron al sepulcro y, refutando las propias palabras del héroe venezolano, el historiador sentenció que "no aró en el mar, más bien abrió surcos de historia, de justicia y de moral".

Diario El Carabobeño

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40