viernes, 25 de diciembre de 2009

Monseñor Jesús Jáuregui Moreno

Eumenes Fuguet B. (*)

Sacerdote cuyo apostolado lo dedicó en cuerpo y alma al servicio y progreso de la iglesia, a la formación educativa de juventudes con la creación de institutos, a las actividades en beneficio de los más pobres, y a la escritura de libros y poemas. Nace en la Niquitao estado Trujillo el 28 de septiembre de 1848, hijo de Don José Jáuregui y Doña Carmela Moreno. Realiza los estudios elementales en Mucuchies bajo la tutela de su tío el sacerdote Pedro Pérez Moreno, quien le inculca los valores cristianos y lo tiene a los doce años como monaguillo. A los dieciséis años ingresa al Seminario Tridentino de Mérida, siendo ordenado el 19 de noviembre de 1871 en la Santa Iglesia Catedral de Mérida por el obispo monseñor Juan Hilario Bosset, por cierto un relato de Su Eminencia el Cardenal José Humberto Quintero, refiere como un buen augurio, que cuando en la ceremonia el obispo se acercó a Jáuregui, la mitra se le cae y coincidencialmente se coloca en la cabeza de este nuevo sacerdote, que inicia sus en la parroquia de Milla.

A los dos años de fecunda labor es designado a Mucuchies; su primera misión fue la de conseguir con las autoridades y feligresía el apoyo para construir la iglesia. Su iniciativa, inteligencia y amor al prójimo le merecen ser designado en 1874 diputado al Congreso Nacional por el Gran Estado Guzmán Blanco, hoy estados Miranda y Aragua. Los superiores eclesiásticos lo designan en 1883 Vicario Foráneo de La Grita, donde continuará su infatigable labor en pro de los ancianos con la creación de un asilo y de los niños abandonados alojándolos en una Casa de Atención a los huérfanos. En esa población tachirense pendiente de la preparación de los niños y jóvenes funda en 1883 el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, raíz del futuro Liceo Militar que en su honor lleva su preclaro nombre. Es digno mencionar que en ese colegio se descubrió para conocimiento del mundo "la fórmula para el equivalente entre el círculo y el cuadrado". En 1885 el presidente Joaquín Crespo le confiere la máxima condecoración nacional "Orden Busto del Libertador". Con sentido nacionalista monseñor Jáuregui en 1896 funda en La Grita la Junta Patriótica defensora de la integridad nacional ante la usurpación inglesa en nuestra Guayana. Le son reconocidos sus méritos eclesiásticos y ciudadanos en 1898 al ser declarado "Hijo Benemérito de La Grita".El general Cipriano Castro (1858-1924) líder de la Revolución Liberal Restauradora, atravesó el río Táchira con sesenta voluntarios el 23 de mayo de 1899, con el propósito de derrocar al general Ignacio Andrade (1939-1925) Presidente de la República. Durante su exitoso avance se le incorporaron jóvenes tachirenses algunos de ellos discípulos de monseñor Jáuregui; estos noveles combatientes, de bachilleres se convirtieron de la noche a la mañana en capitanes revolucionarios. La noche del 22 de julio de 1899, monseñor acompañado del presbítero Juan de la Rosa Zambrano, párroco de la población de El Cobre, se presentó en "mochileros", cerca de Michelena donde acampaba Castro, quien los había mandado a llamar; las instrucciones que le dio a monseñor eran de difícil ejecución, pues los argumentos de paz de Jáuregui chocaban con los propósitos bélicos de Castro.

Al siguiente día Castro envía una carta al monseñor, escrita en tono violento, quizás debido a un mal entendido, dando por terminada la cooperación inicialmente solicitada. Castro levanta su campamento para proseguir hacia Capacho y centro de Venezuela; al llegar a Caracas el 22 de octubre, ordena encarcelar en el castillo San Carlos de Maracaibo a monseñor Jáuregui, impidiéndole dirigirse a Roma con el fin de coordinar por instrucciones del obispo de Mérida el Jubileo del Año Santo. Gracias a las favorables gestiones de sus discípulos ahora generales y presidentes de estados, sale desterrado el 4 de agosto de 1900 hacia Nueva York y al caribe, sitios donde acompaña a los generales Andrade y Nicolás Rolando en sus andanzas revolucionarias. Monseñor Jáuregui sigue a Paris donde funda la congregación de sacerdotes del Buen Pastor.

Al ser expulsadas las congregaciones religiosas en Francia, el prelado se traslada a México para ejercer la docencia en el Seminario y el importante cargo de vicario general del obispado de Huajuapan. En febrero de 1904 regresa a Roma para ingresar como religioso al Convento de los Carmelitas Descalzos del Monte Carmelo. Entrega su alma al Supremo Creador a las 3 de la mañana del 6 de mayo de 1905, cuando era intervenido de cálculos urinarios. En 1909 sus discípulos promueven la repatriación de sus restos, recibiendo el beneplácito del presidente Juan Vicente Gómez, que por petición del propio monseñor fueron inhumados en Mucuchies lugar donde se encuentran sus padres; solemne ceremonia realizada el 13 de abril de 1910. Es de acotar que el Congreso Nacional había dispuesto el 10 de julio de 1943, el traslado de sus venerados restos al Panteón Nacional, acuerdo aparecido en la Gaceta Oficial 21.149. La población de La Grita capital del municipio Jáuregui, el Liceo Militar allí instalado, como plazas, calles e instituciones, honran de llevar el nombre de este servidor de Dios y maestro de juventudes.

(*)Gral. de Bgda
eumenes7@gmail.com

Diario El Carabobeño
Historia y Tradición

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40