viernes, 27 de junio de 2008

El jefe realista Andés Levl de Goda


Efemérides de hoy en la Historia de Venezuela e Iberomérica

(referencias de En Oriente, Portal de Apure, Diario El Tiempo, Vinicio Romero

Qué celebramos hoy, y educar.org):

1527: Por orden del rey de España Carlos V, la niña Aldonza de Villalobos Manrique recibe una capitulación mediante la cual adquirió en herencia de su padre Marcelo de Villalobos los derechos para gobernar la Provincia de Margarita. Tales derechos no fueron inmediatamente asumidos por Aldonza por ser menor de edad, por lo cual, su madre y tutora Isabel Manrique de Villalobos gobernó la isla a través de tenientes gobernadores entre 1529 y 1534.

1777: En Cumaná (Edo. Sucre) nace el jefe realistas, periodista y político Andrés Level de Goda. Fue defensor de la monarquía española durante la guerra de independencia de Venezuela, fundador de los periódicos caraqueños Lo que Ustedes Quieran y Verdad que fueron los voceros del movimiento La Cosiata que separo a Venezuela de la Gran Colombia, rector del Colegio Nacional de Cumaná y adepto de la Revolución de Las Reformas en 1835.
Acá les dejo su biografía en el Diccionario de Historia de Venezuela de la Fundaciòn Polar.
Magistrado, abogado, político y periodista. Apoyó la causa realista durante la Guerra de la Independencia, y posteriormente participó en la vida política de la República. Hijo de Andrés Level Alen y de Melchora Limardo. Su padre poseía una hacienda en la región de Paria cercana a la isla de Trinidad. En diciembre de 1796, inició estudios en la Universidad de Caracas y se graduó de licenciado en derecho civil en 1801. Contrajo matrimonio en Cumaná con María Ascensión Bermúdez, hermana del más tarde general José Francisco Bermúdez. Se domicilió en la isla de Trinidad antes de 1802 y actuó como asesor jurídico del Ayuntamiento de Puerto España. En mayo de 1810, regresó a Venezuela y recibió de la Junta de Cumaná la misión de imprimir en Trinidad una contestación a la Junta de Caracas, en la que aseguraba la adhesión de la primera a la defensa de los derechos de Fernando VII. Sin embargo, al surgir el enfrentamiento de las Juntas venezolanas con la Regencia de España, Level de Goda salió de su ciudad natal y decidió seguir prestando sus servicios al gobierno colonial británico en Trinidad; al mismo tiempo, conspiraba desde allí contra las autoridades republicanas de Cumaná. Cuando en mayo de 1811, el coronel Santiago Mariño fue a Trinidad, enviado por las autoridades cumanesas, para protestar ante el gobernador de esa colonia, Thomas Hyslop, por las actividades contrarrevolucionarias de Level de Goda, se produjo un enfrentamiento verbal entre éste y Mariño en presencia de los funcionarios ingleses. Level de Goda fue suspendido en sus funciones y se le dio la ciudad de Puerto España por cárcel. Al caer la Primera República, a mediados de 1812, volvió a Venezuela y se estableció en una hacienda que poseía en la región del golfo Triste. A fines de ese año, fue nombrado por las Cortes de Cádiz gobernador político de Cumaná, cargo que empezó a ejercer en marzo de 1813. Cuando, en julio de 1813, el ejército republicano del general Mariño se presentó ante Cumaná, contribuyó a la defensa de la ciudad, al lado de los jefes militares realistas Eusebio Antoñanzas y Juan Nepomuceno Quero, hasta que ésta fue evacuada el 2 de agosto. Logró huir a La Guaira, pero la fragata en la cual viajaba su esposa fue apresada por los republicanos y conducida a Cumaná. Level de Goda se dirigió entonces a Puerto Rico (septiembre 1813); de allí pasó a España y obtuvo en Madrid los doctorados en derecho civil y canónico. En 1815 con el cargo de fiscal togado de la Real Hacienda, se hallaba de vuelta a Caracas, donde tuvo varios choques con el entonces gobernador y capitán general Salvador de Moxó, pues éste, cumpliendo una disposición del general en jefe, Pablo Morillo, se negaba a reinstalar la Audiencia y había creado en su lugar varios tribunales especiales. El 4 de noviembre de ese año, Level de Goda dirigió a Fernando VII un Memorial donde señalaba los inconvenientes causados por la suspensión de aquel cuerpo. Ante la oposición de Level de Goda, Moxó lo mandó confinado a Puerto Cabello a fines de diciembre de 1815. Finalmente, las autoridades de Madrid ordenaron que la Audiencia fuese reinstalada, con lo cual concluyó el confinamiento de Level de Goda. En febrero de 1818, al acercarse a Caracas las tropas republicanas, Level de Goda mandó quemar numerosos expedientes de las causas de infidencia existentes en el archivo de la Real Audiencia, a fin de proteger a quienes figuraban en ellos como acusadores de los republicanos. En sus Memorias, afirmó luego que también había protegido a patriotas, entre otros, al sacerdote coriano Mariano de Talavera y Garcés. En 1819, propuso a la Audiencia que los republicanos fuesen juzgados de acuerdo con el derecho de gentes, y no como súbditos rebeldes sometidos al derecho penal, pero no tuvo éxito; el 5 de diciembre de ese año dirigió desde Caracas otro Memorial a Fernando VII donde pedía la adopción de aquella medida, manifestando que la lucha a mano armada por la independencia no era un delito de traición y lesa majestad. En 1820, cuando triunfó en España el movimiento liberal de Rafael del Riego y fue jurada de nuevo en Caracas la Constitución de Cádiz, Level de Goda fue partidario de ésta y sin dejar de ser monárquico, se enfrentó a la autoridad del general Pablo Morillo y al parecer, fue amenazado de muerte por un edecán del mismo Morillo, lo cual le indujo a pedir pasaporte para ir a España. En Madrid colaboró a mediados de 1821 con José Rafael Revenga y Tiburcio Echeverría, emisarios de Bolívar, quienes habían ido a tratar de paz con las autoridades españolas; pero las negociaciones quedaron rotas al conocerse en la Península la noticia de la batalla de Carabobo. Desengañado de la política de España, Level de Goda salió de Madrid el 1 de noviembre de 1821 hacia Burdeos. A fines del mismo mes, escribió a Fernando VII una carta en la cual criticaba la política que había seguido Morillo en América y renunciaba a su cargo de fiscal togado. Poco después, en 1822, José Domingo Díaz publicó en Madrid un violento ataque contra él, titulado Epítome de la vida política de don Andrés Level de Goda. Después de haber permanecido durante varios años (1822-1825) residenciado en la isla de Saint Thomas, en marzo de 1825, totalmente desligado del servicio de la monarquía, llegó Level de Goda a Puerto Cabello, donde se estableció y se encargó (mayo 1825) de la redacción del periódico El Vigía de Puerto Cabello. A fines de ese año o comienzos de 1826, se trasladó a Caracas. En marzo de este último año participó en la polémica político-religiosa de la «Serpiente de Moisés» con un folleto titulado Cartas de un alemán a su Excelencia el Vicepresidente de la República de Colombia, donde criticaba a los papas y al clero en general. Al estallar, a fines de abril, la revolución de La Cosiata, Level de Goda se adhirió a ella y redactó, a partir de junio de 1826, el periódico titulado Lo que ustedes quieran y, al parecer, también otra publicación llamada Verdad. Figuró entonces entre los principales partidarios de la separación de Venezuela de la Gran Colombia. A fines de agosto de 1826 el comandante de armas de Caracas, coronel Felipe Macero, decidió separarse de la obediencia al general Páez y de la causa de La Cosiata, y marchó a Barcelona con el batallón Apure, llevándose preso a Level de Goda; en octubre éste se hallaba en Barcelona sometido a vigilancia, pero cuando la rebelión se extendió al oriente y Mariño fue a Cumaná en noviembre, se convirtió en su asesor político. Después de la llegada de Bolívar, acompañó a Mariño a Caracas y durante los primeros meses de 1827, cumplió funciones de apoderado legal para recuperar una hacienda propiedad de Mariño, lo cual se logró por disposición del Libertador. El 11 de agosto de 1827 fue arrestado en Caracas por orden del general Lino de Clemente, jefe de la Alta Policía, enviado a La Guaira y expulsado a Curazao. Una vez consumada la separación de Venezuela en 1830, regresó al país y participó activamente a la vida pública nacional. En 1832, fue electo miembro suplente de la Cámara de Representantes por Cumaná; al año siguiente, juez interino en la Corte Superior de oriente, de la cual pasó en 1834, a ser su primer presidente. Durante el desempeño de este cargo, tuvo un enfrentamiento con el gobernador de la provincia de Cumaná, coronel Eduardo Stopford, a raíz de las elecciones de ese año, por lo que fue acusado de mal desempeño en sus funciones y de apoyar una rebelión contra el gobierno provincial. En el mismo año, fue nombrado rector del Colegio Nacional de Cumaná. En julio de 1835, al estallar la Revolución de las Reformas, fue uno de sus dirigentes en Cumaná, desde donde viajó a Caracas para ponerse de acuerdo con el general Mariño; pero, al desembarcar el 5 de agosto en La Guaira, fue arrestado por las fuerzas constitucionales que ya dominaban la situación. Sufrió más de un año de prisión, fue juzgado como conspirador y condenado al exilio, aunque intentó defenderse con sus folletos Léase y digan y El 5 de agosto, publicados ambos en 1836. Abandonó nuevamente a Venezuela trasladándose a Nueva Granada, donde permaneció exiliado durante casi una década. A su regreso, pasó los últimos años de su vida alejado de la política activa, redactando sus Memorias (1851-1852). Falleció en su casa de Caracas, y no en Maiquetía, como se creía, tras un ataque que le privó del habla. (Imagen).
1800 Alejandro de Humboldt y Aymé Bonplant llegan a Angostura. Humboldt, que recorre los ríos Orinoco, Atabapo, Caroní, y Barima hasta el río Negro, observa que Guayana es la provincia más remota de la América española.
1813 Bolívar llega a Trujillo en el inicio de su Campaña Admirable.
1819 Bolívar llega con su ejército a la población de Tame, y se encontró a Santander debidamente organizado con 1.200 hombres, y arenga a las tropas: “Pretendo pasar el Páramo de Pisba, La empresa es grandiosa. Allí morirán los caballos, se pasará hambre y frío y la mitad de nosotros morirá”.
1936 Muere Antonio José Torrealba, escritor y poeta, quien nació en Cunaviche en 1883.Se presume que hizo entrega de importante material de todas sus vivencias del llano a Don Rómulo Gallegos que le inspiró para escribir la novela “Doña Bárbara”.
1945: Se firma el primer contrato colectivo de la industria petrolera, uno de los mayores logros de Medina Angarita en materia laboral.

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40