martes, 13 de mayo de 2014

MUÉRGANOS

JESÚS  ALFARO GARANTON


En inglés la palabra SPLAH, suena como su significado. Si te pegan con una bombita de agua en el el pecho, recibes un SPLASH,  no una salpicadura. En el español que hablamos en Venezuela, la palabra MUÉRGANO , suena como un latigazo en la espalda, como un planazo en el trasero, un  escupitazo en la cara. Son palabras que llevan implícitas en su pronunciación el contenido de su significado.
Indagando en el DRAE, me encuentro que MUÉRGANO es una palabra de uso exclusivo de Venezuela, aunque en Colombia y Ecuador también la emplean, pero con un significado más leve. El venezolanismo muérgano se emplea para designar personas malvadas y de mal proceder, lo que llamamos comúnmente resentidos, en Colombia y Ecuador se le asocia a las personas flojas, indolentes. Fácilmente podemos fusionarlas y agregamos al malvado la asignación de flojo lo que daría mayor fuerza a la palabra.
Lo más ocurrente de la palabra MUÉRGANO, es su origen y deriva del apellido del tristemente célebre pirata inglés Henry Morgan,quien en sus andanzas asoló las islas del Caribe, las costas centroamericanas y las costas del lago de Maracaibo en el siglo XVII. HENRY MORGAN, nació en 1635 en la región de Gales, en la costa inglesa y una vez llegado a su pubertad y fastidiado de la fría y húmeda campiña inglesa, decidió embarcarse hacia el Mar Caribe en búsqueda de aventuras, sol y playita. Desembarco en la Tortuga, una isla cercana a Jamaica, convertida en un antro de la piratería inglesa donde se fraguaban incursiones contra barcos de bandera española.Se enroló como tripulante de barcos piratas y ante la demostración de su ferocidad y crueldad prontamente fue ascendido a capitán. No contento con asaltar navíos en plena travesía, se le ocurrió la idea de atacar poblaciones costeras y es famoso su asalto a Portobelo y Cartagena. En el territorio que hoy ocupa Venezuela fueron conocidas sus atrocidades en las costas del lago de Maracaibo, donde en 1669 tomó por asalto a la ciudad y mató a la mayoría de sus habitantes, no sin antes despanzurrar al alcalde mayor y despellejar al obispo de la ciudad, se dice que le sacó y comió el corazón de unos de los prisioneros, sólo con la finalidad de sembrar el terror. Luego siguió hacia el sur a la población de Gibraltar, situada en la costa del sur del lago y repitió la gracia de Maracaibo. Quince días después volvió a pasar por Maracaibo, pero estaba siendo esperado por las fuerzas españolas y con mucha astucia supo escapar. La corona inglesa premio al bandido de Enriquito y con la frialdad y cinismo que le es característica lo nombró caballero y lo encargó de la gobernación de Jamaica, donde luego murió de disentería.
Después de esa matanza los marabinos de ese entonces llamaron a los seguidores de Morgan como MORGANEERS y el vocablo fue evolucionando hasta el actual MUÉRGANOS para designar personas capaces de desarrollar tan enfermiza maldad. 
En la actualidad corren muchos muérganos por estas calles y sus mejores exponentes ocupan las más altos cargos de nuestro país. 
Cuando nuestros valientes estudiantes son atacados con bajeza y con el agravante de la nocturnidad por escuadrones de malandros uniformados y leemos indignados los comentarios de los MINPOPOS llamándoles drogadictos y vendidos, sentimos vergüenza ciudadana y nos sale de lo más hondo ¡¡NO SEAN MUÉRGANOS!!

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40