lunes, 4 de octubre de 2010

María Antonia Bolívar Palacios, hermana del Libertador

Eumenes Fuguet B. (*)
Primogénita del matrimonio realizado el 30 de noviembre de 1773 entre Don Juan Vicente Bolívar Ponte y Doña María de la Concepción Palacios Blanco, nacida en la Casa Natal el 1ro de noviembre de 1777; hermana de Juana Nepomucena, Juan Vicente y Simón; por parte de padre era hermana de Juan Agustín, nacido en los Valles de Aragua antes del matrimonio entre Don Juan Vicente y María de la Concepción; Juan Agustín vivió la infancia en Caracas y de adolescente en Maracaibo, fue incluido en la voluntad testamental de su padre en descargo de su conciencia con la entrega de doscientos pesos. María Antonia contrae matrimonio a los quince años con Pablo Clemente Francia Palacios el 22 de octubre de 1792, con quien procrea a Josefa, Anacleto, Valentina y Pablo. En su residencia caraqueña- hoy esquina de Gradillas- acoge a su hermano Simón cuando regresa de Madrid recién casado el 26 de mayo de 1802 con María Teresa Rodríguez del Toro y Alaysa; allí todos son atendidos diligentemente por la Negra Matea, la eficiente y noble esclava de la servidumbre de los Bolívar-Palacios, llegada a las ordenes de María Antonia a partir del 19 de enero de1786, fecha cuando fallece Doña María de la Concepción a los veintiocho años. Era María Antonia afín con la causa realista, a pesar de ello nunca dejó de querer a su hermano Simón. Al conocer de la Proclama de Guerra a Muerte impuesta por el futuro Libertador en Trujillo el 15 de junio de 1813, ella les dio protección a los españoles y canarios amigos de la familia. El 25 de marzo de 1814 se encontraba en la hacienda-ingenio de San Mateo con la Negra Matea, en momentos de ser atacada por el temible asturiano José Tomás Boves y su "Legión Infernal" integrada por ocho mil soldados; en esa acción se inmortaliza el capitán neogranadino Antonio Ricaurte, cuando una vez retirados los heridos, enfermos y soldados que se encontraban en la Casa Alta del ingenio; sacrificando su vida para salvar la patria, utiliza un tizón proporcionado por Petrona esposa de Vicente Malavé el mayordomo de la hacienda, para hacer explotar la pólvora, causándole innumerables bajas a las fuerzas realistas, evitando a la vez que el material bélico cayera en manos enemigas. Cuando la situación por la lucha emancipadora se complica, el Libertador se vio en la necesidad de enviar a mediados de 1814 a sus hermanas acompañadas de Matea hacia Curazao. En la "isla de los Gigantes" serán atendidas por Mordechay Ricardo, primero en su casa y luego en una residencia de su propiedad conocida por su forma como "el Octagón", hoy convertida en museo privado, anexo de un hotel. Después de pasar casi dos años en Curazao, se dirigen hacia Cartagena de Indias continuando hacia Saint Thomas, concluyendo el periplo en Cuba, isla donde fallece su esposo y fue encarcelada junto a Juana en el castillo La Cabaña, por el único delito de ser hermanas de Bolívar; la fiel Negra Matea libre por su color y condición de esclava, tuvo que trabajar para ayudarlas. Una vez lograda la independencia María Antonia regresa a Venezuela en 1823, dedicándose a la actualización y mejoramiento del patrimonio familiar que incluye las haciendas y las minas de cobre, ésta última ubicada en Aroa. En 1824 el Libertador ocupado en cumplir el Juramento realizado el 15 de agosto de 1805 en Monte Sacro, le otorga a María Antonia plenos poderes en relación a la administración y a las actividades propias de los bienes. En junio de 1826 Bolívar le escribe a su hermana mayor, pidiéndole gastar tres mil pesos en la reparación de la Casa Alta del ingenio de San Mateo. Desde Cuzco le escribe en junio de 1825, pidiéndole que le de a la Negra Hipólita lo que necesite, pues la considera su madre. A la muerte del "Padre de la Patria" el 17 de diciembre de 1830 en Santa Marta, los herederos proceden a la venta de las minas de Aroa a la empresa inglesa "Bolívar Mining Association" en 1832, siendo traspasada a otras compañías inglesas hasta 1957, año de adquisición por parte del estado venezolano, hoy Patrimonio Histórico del estado Yaracuy. María Antonia vivió sus últimos años en una hacienda de su propiedad ubicada en Macarao cercana a Caracas, donde fallece elde 1842 a los sesenta y cinco años de edad. Matea se muda para la residencia de Valentina Clemente de Camacho, hija de María Antonia. Anacleto también hijo de María Antonia vende a particulares la hacienda de San Mateo en 1877, hoy convertida en Museo Histórico Nacional desde 1924, con la denominación de "Ingenio Bolívar".

(*) Gral. de Bgda.
eumenes7@gmail.com

Diario El Carabobeño

Historia y Tradición

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40