viernes, 31 de julio de 2009

31 de julio de 1817, Batalla de Matasiete, "heroísmo margariteño"

Eumenes Fuguet B. (*)

El general realista Pablo Morillo Comandante en jefe del Ejército Expedicionario Pacificador de Costa Firme al frente de una poderosa flota, procedente de España llegó a Pampatar el 7 de abril de 1815, iniciando operaciones que continuaría en Cumaná, Caracas, Cartagena y llanos venezolanos. Procedente de Cumaná realiza su segunda y última incursión a la isla el 14 de julio de 1817, al frente de tres mil veteranos embarcados en veinte naves Es recibido por la escasa pero heroica tropa comandada por el coronel Joaquín Maneiro quien trata de retardarle su avance hacia La Asunción. En ausencia del general Juan Bautista Arismendi, el coronel Francisco Esteban Gómez como gobernador (1783 - 1853) con apenas mil trescientos soldados es el encargado de la defensa de la isla; disponía de poco armamento, munición y logística para enfrentar al poderoso ejército realista adiestrado, equipado y entrenado. Desde el cuartel general de los Barales el 17 de julio, Morillo le envía una comunicación a Gómez intimidándolo a la rendición incondicional:".Os aseguro sin hacer ostentación de mi poder será tan ejemplar el escarmiento de ésta isla, que no quedará uno solo que sufra el castigo de sus crímenes, ni que conserve la memoria de los hechos sangrientos y terribles, que sufrirán ellos y sus familias"; esta misiva en vez de aplacar la tenacidad de los defensores, mas bien le insufló entusiasmo y valor; Gómez desde su cuartel general en Sabana Grande le contesta el 18 de julio: "La sangre que se ha derramado y que se derramará, emana del íntimo impulso que tiene todo hombre al defenderse de su enemigo y del implacable odio que profesan los margariteños a sus opresores; del entusiasmo que a todos nos anima para sepultarnos entre las ruinas de nuestro país con cuantos objetos poseemos, antes que dejar a la posteridad el confuso lunar de la humillación y vasallaje en el brillante cuadro de nuestras victorias.Si V.E. fuere vencedor, se hará señor de las cenizas y lúgubres vestigios que quedarán de nuestra constancia y valor. Con ellos se complacerá en tiránica ambición, mas no con dominar la Isla de Margarita, ni menos a sus ilustres defensores". El 20 de julio desembarca el coronel Juan Aldama en refuerzo de Morillo, éste ocupa Pampatar el 23; su objetivo era capturar el Portachuelo ubicado entre La Asunción y Tacarigua. Los republicanos ante la supremacía de los oponentes, optan concentrarse en La Asunción. El glorioso día 31 de julio se moviliza Morillo teniendo como objetivo ocupar la altura de Mata Siete al noroeste de La Asunción, con dos mil seiscientos efectivos. El valeroso Gómez se adelanta y coloca en la parte baja donde se encuentran los cocales y en la parte baja de la colina, terreno escabroso y de difícil acceso, sus cuatrocientos efectivos, además del apoyo voluntario de mujeres, niños y ancianos teniendo como arma lo que tuvieran a su alcance, no sin antes colocar parapetos, construir obstáculos y zanjas permitiendo una posición defensiva para soportar la acometida realista. A las 0830 horas de la mañana se inician las operaciones; las baterías republicanas ubicadas en La Caranta y en La Libertad, con sus fuegos de mediano alcance hostigaban y neutralizaban la acometida realista; en varias ocasiones Morillo trata de avanzar cargando a la bayoneta para desalojar a los republicanos de sus posiciones. Sus tropas por estar en la parte baja de la colina son blancos fáciles de los valientes margariteños; después de más de siete horas de lucha; el jefe realista con seiscientas bajas entre muertos y heridos, decide alejarse hacia Pampatar, en cuyo avance tendrá mayores contratiempos al movilizarse en horas nocturnas, sin baqueano (guía) y perseguido por la caballería republicana. Una vez recuperado de esta derrota se dirige desde Pampatar el 6 de agosto hacia Juan Griego donde vence el 8 en el sitio conocido como la Laguna de los Mártires a los quinientos defensores, muchos de ellos mujeres y niños. Al conocer la ocupación de la rica región de Guayana y la libre navegación por el Orinoco por parte del Ejército Libertador sale de la isla el 17 de agosto vía La Guaira para instalar su cuartel general en Calabozo. Además de Francisco Esteban Gómez conocido como "El Leonidas de América", en la acción de Mata Siete se destacaron entre otros: Joaquín Maneiro, Francisco Antolin del Campo, Celedonio Tubores, Nemesio Malaver, Gaspar Marcano, Policarpo de Mata y Victorino Guzmán. Las heroínas anónimas se encargaron de transportar en hamacas a los heridos, llevar agua y comida, animando en todo momento a los bravos combatientes. En Mata Siete a pesar de las noventa bajas, la valentía de los margariteños superó la cantidad de la fuerza opositora. La tradición cuenta que la Virgen del Valle los acompañó en la batalla, de allí la denominación de "La Virgen Patriota". Varias hipótesis se discuten sobre el nombre del sitio de la batalla, algunos dicen que en el fragor del combate los defensores empujaban las rocas de manera que cada una eliminaba a siete adversarios, aunque el combate se dio en la parte baja del cerro y no en la parte alta; otros afirman que era por la desproporción del número de los combatientes, de tal forma que un soldado de Gómez debía eliminar a siete de Morillo; según algunos planos, el cerro se denomina Mata Siete desde 1777. Una Columna coronada con una estrella indica el sitio de batalla. Los hijos de esta "región benemérita" se ufanan de ser el primer sitio libre de Venezuela e hispanoamérica, igualmente el 8 de mayo de 1816 nació en Margarita la III República. Una Promoción de Oficiales, una Condecoración y el Premio Regional de Periodismo, recuerdan el heroísmo de esta memorable hazaña.

(*) Gral. Bgda
eumenes7@gmail. com

Diario El Carabobeño

Historia y Tradición

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40