miércoles, 17 de febrero de 2010

Gral. en jefe Fco Avendaño, Emancipador y litógrafo

Eumenes Fuguet Borregales (*)
El general en jefe Francisco de Paula Avendaño, forma parte de la pléyade de héroes sucrenses, que liderizan el Mariscal Antonio José de Sucre, y el bravío General en Jefe, José Francisco Bermúdez; Cumaná, vio nacer el 4 de febrero de 1792 a Francisco de Paula Avendaño, de la unión entre Don Francisco Avendaño madrileño, administrador de tabacos en esa provincia y la cumanesa Doña María López. Recibe primeras enseñanzas en el lar nativo. En 1808 estudia matemáticas y conoce de ingeniería; a comienzos de 1810, ingresa junto a un grupo de jóvenes cumaneses a la Compañía de Nobles Húsares de Fernando VII, unidad para rendir honores al Rey, que comanda el oficial Vicente Sucre, padre del futuro Gran Mariscal, también alumno de la Compañía de donde el 10 de agosto de 1810 egresan cincuenta y tres subtenientes, grado conferido por la Junta Suprema de Caracas. Ante el fracaso del marques del Toro en la campaña de Coro, el joven oficial es enviado a mediados de 1811, junto Sucre, a incorporarse al ejército del generalísimo Francisco de Miranda para ejecutar la Campaña sobre Valencia, destinada a sofocar el alzamiento del 11 de julio al desconocerse la independencia. Durante las operaciones en el centro de la provincia que dirige Miranda, contra el ejército realista del capitán de fragata Domingo Monteverde, el joven Avendaño sufre dos heridas graves, siendo apresado en el sitio de Los Guayos el 8 de mayo de 1812, de donde escapa al poco tiempo hacia el oriente, para continuar hacia las islas del caribe hasta 1813; regresa a Venezuela al conocer la llegada exitosa a Caracas, el 6 de agosto, del futuro Libertador al concluir la Campaña Admirable. Bolívar le designa comandante de ingeniería de La Guaira. El 7 de julio de 1814 forma parte de la "Emigración a Oriente"; en el traslado, Avendaño se dirige a Barcelona combatiendo en Aragua de Barcelona el 17 de agosto de 1814; Boves mantiene el terror y ventaja en toda la región oriental; desde Carúpano Bolívar se dirige a Margarita y luego a Cartagena; Avendaño y Armario se movilizan a Trinidad regresando a comienzos de 1817, para incorporarse a la Campaña de Guayana que dirige el general Manuel Piar. El 18 de julio de 1817, Bolívar lo asciende a teniente coronel con antigüedad a septiembre de 1814. Los méritos de Avendaño son reconocidos el 1º de noviembre de 1819 por el vicepresidente Francisco Antonio Zea con su ascenso a coronel. Durante la Campaña de Carabobo, desde La Guaira, Avendaño apoya con trescientos soldados al general Bermúdez en la famosa "Diversión sobre Caracas". Sus conocimientos de ingeniero militar son requeridos para diversas construcciones y trabajos de mantenimientos en diferentes sitios del país. Encontrándose en La Guaira como comandante militar en 1823, utilizó los primeros equipos de litografía en Venezuela, luego del Correo del Orinoco, trabajando con el conocido "pintor de los próceres" Juan Lovera. Designado en 1825 Comandante general de Puerto Cabello, se ocupa del mantenimiento del castillo San Felipe. Representó la provincia de Cumaná como Diputado al Congreso reunido en Valencia en 1830; a raíz de la Revolución de las Reformas dirigida por Mariño, el 8 de julio de 1835, el prócer cumanés fue férreo opositor y combatiente. Cumplió eficientemente cargos públicos de importancia en Cumaná en 1838 y Guayana en 1843, logrando con su persuasión y cualidades personales unificar grupos antagónicos. Designado en julio 1845 por el Presidente Soublette, Secretario de Guerra y Marina; como Director de la Academia de Matemáticas de Caracas - hoy Academia Militar, introdujo grandes mejoras para capacitar los cadetes. En 1847 es Comandante de Armas de Caracas. Avendaño es ascendido a general de brigada en 1861 por el Poder Ejecutivo y aprobación del Congreso; el 17 de marzo de 1866 es ascendido a general en jefe de los Ejércitos de la República Federal, bajo la designación "Ilustre Prócer", por el Presidente Juan Crisóstomo Falcón. Fallece el veterano servidor en La Guaira el 24 de febrero de 1870. Por Decreto del 11 de febrero de 1876, se dispuso trasladar sus restos al Panteón Nacional; cumpliéndose esta disposición el 16 de marzo de 1966. Al registrar la infausta noticia, la prensa de la época expresó: "Dotado de prendas morales, de una elevada educación y de un tacto político nada común, la república entera sentirá vivamente el fallecimiento de uno de sus hijos mas notables, de uno de sus próceres y mas antiguos patriotas.Uno de los pocos hombres públicos que no deja al terminar su gloriosa carrera, odios ni rencores contra su persona y su buen nombre". Promoción de oficiales, unidades militares e instituciones públicas y privadas, llevan con honor su preclaro nombre.

*Gral. de Bgda.
eumenes7@gmail.com

Diario El Carabobeño

Historia y Tradición

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40