sábado, 5 de octubre de 2013

“A 250 años del inicio de los estudios médicos en Venezuela”




Dr. Daniel José Sanchez Silva*
Lorenzo Campins 




El próximo 10 de octubre se cumplirán 250 años del inicio de los estudios médicos en Venezuela. Ante esta magna fecha es necesario realizar varias reflexiones históricas y contemporáneas. En la Caracas desde 1696 estaba funcionando la única institución de educación superior de la provincia de Venezuela “El magnífico, real y seminario Santa Rosa de Santa María de Lima de Santiago de León de Caracas”, no sería sino hasta el año de 1725 cuando se transformaría en “Real y Pontificia Universidad de Caracas”.  Esta institución contaría solamente tres carreras: Teología, Cánones y Leyes.

La Caracas de aquel entonces era una ciudad colonial en donde abundaban los brujos, yerbateros, hechiceros y curiosos. La salud pública no estaba bien organizada, solo existían los hospitales coloniales que más que centros de cura parecían casa para “el bien morir”. Los pocos médicos que venían a la provincia no duraban mucho pues no era muy rentable la práctica del oficio por esta región. 

Fue en el año de 1762 cuando el medico mallorquí (graduado en la universidad de Gandía, Valencia) Lorenzo Campins y Ballester, vino a radicarse en estas tierras. Preocupado por el hecho de que en la universidad no existían estudios de medicina, decide elevar una propuesta ante el claustro universitario el 12 de abril de 1763. El 28 de julio del mismo año es aprobada la creación de la “Catedra de Medicina Prima” de la Universidad, la cual el mismo regentará hasta su muerte.

EL 10 de octubre de 1763 se inician los estudios médicos en la real y pontificia universidad de Caracas, contaba con tan solo 4 alumnos, a los cuales se les exigía haber cursado 3 años de latín y filosofía pues este era el idioma de la universidad. Sin embargo medicina fue la primera cátedra en contar también con libros escritos en castellano. Luego de 12 años de los inicios de los estudio médicos es que la universidad gradúa a sus primeros galenos. Desde ese momento no ha dejado de producir el talento científico que se encuentra a la altura de cualquier universidad del mundo.

Hoy a 250 años de los inicios de la carrera de medicina en Venezuela, debemos reflexionar en qué estado se encuentra la formación de médicos en nuestro país. Debemos preguntarnos sobre la calidad de la educación y los recursos para la misma. Es mejor la salud ahora? Hemos avanzado? Debemos reformar nuestros estudios? Ante la crisis que viven nuestras universidades y el sistema de salud, a dura penas y con pocos recursos se mantiene la calidad universitaria. El éxodo de talento humano hacia otras fronteras buscando seguridad, mejor remuneración y el reconocimiento de su calidad y formación, ha hecho que nuestras casas de estudios cada vez se vean con menor número de profesores.

Depende de nosotros y de esta generación, el cambio que se le debe dar a la salud y a la enseñanza profesional. No debemos quedarnos simplemente en la denuncia, tenemos que actuar e impedir perder la universidad y nuestra facultad. Hipócrates en su juramento es muy celoso de a quien se le debe educar como médico y es por esto que debemos de mantener en alto nuestra formación. No quisiera pensar que estamos igual que en la época colonial en donde habían Piaches, Chamanes, brujos y Hechiceros pero ahora saliendo con títulos universitario procedentes de universidades con muy baja calidad. Lamentablemente quien pagara por estos errores, como siempre, será nuestro pueblo. 


Anestesiología – Medicina Crítica 

e-mail: danielsanchez24@Yahoo.com

Tlf: 04166223828


Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40