domingo, 8 de abril de 2012

Rafael Casanova Duarte:Manos que rescatan la música venezolana*

Casanova recuerda al maestro Freddy Reyna como uno de sus mayores mentores en el arte de tocar las cuatro cuerdas. Lo conoció luego de un período en el que su dedicación no sólo había sido académica sino también autodidacta.

No alcanzaba a cumplir aún los veinte años cuando participó en el Segundo Curso Nacional de Cuatristas Solistas, realizado en el Instituto Arte de Venezuela. En esta etapa de su vida da un nuevo paso que sería uno de sus mayores logros: el ingreso a la Escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela.

La universidad no sólo le brindo los conocimientos necesarios aplicados a la medicina, sino también le abrió las puertas de las salas más importantes donde pudo presentar, junto al maestro Reyna, varios repertorios musicales. Mientras estudiaba, Casanova estuvo cargo de la Comisión de Cultura, y su vez, de dictar cursos de cuatro de nivel avanzado. En esta nueva fase, Rafael conoce a nuevos amigos con los cuales inicia un nuevo proyecto. "Formamos una agrupación de música venezolana, llamada "Los de Aquí", dimos varios conciertos, no sólo en las principales salas del recinto universitario, sino también en diferentes auditorios de Caracas, en el interior del país y el exterior", recuerda.

En 1977 recibe el título de Médico Cirujano en la Universidad Central de Venezuela, a partir de ese entonces decide ir al encuentro de un nuevo destino: la Isla de Margarita, en el Estado Nueva Esparta. Allí comienza a realizar sus prácticas de medicatura rural, y también emprende una nueva fase en su carrera musical.

"Tuve la gran suerte de tener como vecino a uno de los más grandes guitarristas clásicos venezolanos: el profesor Rómulo Lazarde – señala- . Mi cercanía con él permitió crear una sólida amistad, y a la vez pude transmitir una serie de conocimientos muy interesantes en la guitarra clásica, uno de ellos fue el que pude trabajar tiempo después: los efectos acústicos tímbricos" (técnica con el cuatro que trata de imitar un instrumento como: el tambor, las maracas, trompeta y cualquier otro de percusión o cuerdas).

Lazarde, según Casanova, tenía diferentes composiciones acústico tímbricos, entre ellas una Jota Aragonesa "excelentemente tocada" y una canción llamada "Efectos Acústicos Tímbricos N° 1". "Fue cuando comencé a ver si había posibilidad de transferir esos efectos al cuatro solista, y entonces creé marchas militares, y continué perfeccionando la técnica".

Todas estas actividades fueron llevadas a cabo por Rafael Casanova, sin olvidar el propósito principal por el que había arribado a la Isla: la práctica médica. La medicatura de Tacarigua y la Clínica de Prevención del Cáncer fueron los lugares más frecuentados por Casanova durante un año. Pero paralelamente colaboraba con las diferentes casas de cultura junto a uno de sus más allegados amigos llamado Beto Valderrama Patiño, bandolinista y compositor de música oriental. Al finalizar la medicatura rural, Casanova regresa a Caracas, continua su actividad médica, y realiza el postgrado de Cirugía y Oncología, en el Hospital Oncológico Padre Machado.

Al terminar su postgrado, tomó sus maletas rumbo a Brasil, país cuya riqueza musical es reconocida mundialmente. Pese a que el propósito principal era continuar sus estudios de cuarto nivel, no desestimó la oportunidad de tener contacto con la música popular de este país. Los efectos acústicos tímbricos colmaron la atención de Casanova, y fue entonces cuando comenzó a imitar con el cuatro, instrumentos como el birimbao, el tamboril, el pandeiro, el cavaquiño y la cuica . Casanova Duarte es considerado el primer venezolano que con el cuatro ha imitado los instrumentos utilizados en la batucada (género musical que acompaña a las escuelas de samba en la época de Carnaval).

El 24 de julio de 1984 ofreció un concierto con motivo de la conmemoración del natalicio de El Libertador, Simón Bolívar, conjuntamente con la Orquesta Sinfónica de Sao Paulo, en el segundo teatro más grande de esa ciudad: el Teatro de Cultura Artística. "Fue una experiencia maravillosa. El evento estuvo coordinado por el Consulado y la Embajada de Venezuela en esa ciudad, además la receptividad y la acogida fueron realmente significativas".

Posteriormente representó a Venezuela en el Festival Folklórico de la Canción Paraguaya y Latinoamericana que se celebró en la ciudad de La Asunción, en septiembre de 1984. Luego, en noviembre de ese mismo año en el Teatro de Copacabana de Río de Janeiro, ganó el Festival Artístico-Médico dentro de la Sociedad Brasileña de Cirugía Plástica, en el que participaron más de 2500 médicos. Al mismo tiempo por el lado de la medicina, fue galardonado con el Premio de Residentes Víctor Spina, por le mejor trabajo científico en Cirugía Plástica en Brasil.

Luego viajó a los Estados Unidos donde no sólo continuó especializándose en la rama de la medicina. A su vez, ofrecía conciertos en diferentes universidades y en 1985, fue galardonado con el Tercer Premio en Cirugía Plástica (Plástic Surgery Educational Foundation Contets), de la Sociedad Norteamericana de Cirugía Plástica y con el Sexto Premio en Cirugía Plástica (Senior Resident Conferenc Contest In Plastic Surgery), del Congreso Norteamericano de Residentes en Cirugía Plástica, en Richmond, Virginia.

Tomado de:
Academia Biomédica Digital
Facultad de Medicina. Universidad Central de Venezuela.
2012. Número 49.

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40