viernes, 13 de abril de 2012

¡La Teoría de la evolución en Venezuela!

DR. DANIEL JOSÉ SANCHEZ SILVA*
Cuando fue publicado el libro de Charles Darwin “El origen de las Especies” el 24 de Noviembre de 1859, su primera edición en Londres la cual contaba con 1250 ejemplares se agotó ese mismo día. El libro de Darwin era una obra maestra de las ciencias, en el planteaba como la selección natural hace que prevalezca siempre la espacie mas capacitada para ello. Esta teoría represento un cambio de paradigma en la forma de ver al hombre frente a la naturaleza y por lo tanto una revolución del conocimiento. Darwin había destronado al hombre del paraíso divino para hacerlo parte de la naturaleza y producto de un nuevo concepto llamado “Evolución”. Como era de esperarse, toda idea nueva tiene sus detractores y aun hoy en día existen muchos grupos de personas que niegan la evolución y se encuentran a favor de la creación.
Venezuela no fue la excepción de esta polémica, en las aulas de la Universidad Central de Venezuela llego a discutirse esta teoría gracias a nuestros grandes profesores. Con gran sabiduría y consciente de que una Universidad debe ser el centro de discusión de todos los conocimientos, también en nuestro país se llego a hablar sobre evolución.
Vale la pena recordar a un gran profesor originario de tierras lejanas, el Dr. Adolf Ernst quien nació en Alemania en 1832. Estudio en la universidad de su país natal, trasladándose a Venezuela en el año 1861. En mayo de 1867, fundó la Sociedad de Ciencias Físicas y Naturales de Caracas y posteriormente el Museo Nacional en 1874. Organizó la cátedra de Historia Natural en la Universidad Central de Venezuela, en la que difundió las teorías de Lamarck y la "selección natural" de Charles Darwin, las cuales eran fundamentales en la Zoología y la Botánica.
El Dr. Ernst fue el motor de la escuela positivista venezolana, entre sus discípulos más destacados tenemos: Lisandro Alvarado, José Luis Fortul, y Rafael Villavicenso. Ernst desarrolló una amplia labor de investigación sobre botánica, zoología y etnografía. También realizó trabajos sobre geografía, geología, lingüística, antropología, física, paleontología y arqueología.
Pero el siglo XIX no estaba preparado aun para la teoría de la evolución, La iglesia católica combatió en todo el mundo esta idea e incluso prohibió enseñarla en sus aulas (en Colegios religiosos). Pero en Venezuela la cuestión era distinta, durante el último cuarto de siglo gobernó “el Guzmancismo” o lo que es lo mismo Guzmán Blanco y sus adeptos en la presidencia. No es para nadie un secreto que Guzmán Blanco pertenecía a la Masonería y por lo tanto tenia una rivalidad con la iglesia. No olvidemos que fue él quien le quita el monopolio de los cementerios a la iglesia y crea el cementerio general del sur. Además de instaurar el registro civil, de manera tal que no hacia falta la fe de bautismo como documento probatorio de tu identidad.
Guzmán también fue el impulsor de la educación Laica, gratuita y obligatoria. En este punto es donde debemos detenernos, pues Guzmán quien era un presidente con educación formal (abogado), y además amante de París y la cultura francesa, estaba de acuerdo en que en las universidades debería enseñarse lo que estaba en auge en Europa. Es así como la lucha de la iglesia en contra de la teoría de la evolución en Venezuela fue menos dura, si lo comparamos con otros países de tradición más conservadora como Colombia o los Estados Unidos. La evolución se estudio en la UCV gracias a profesores como Adolfo Ernst, Rafael Villavicenzo y Luis Razetti convirtiendo a nuestra primera casa de estudio en un foro para debatir las ideas controversiales que se reñían en el mundo. La Universidad como fuente de debates de ideas y no al servicio de una ideología política, social o religiosa, eso es lo que nos ha hecho grande a los venezolanos. Que de una forma u otra siempre hemos estado a la vanguardia de los cambios que ocurren en la humanidad.

Anestesiología – Medicina Crítica
e-mail: danielsanchez24@Yahoo.com

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40