lunes, 7 de marzo de 2011

Prócer dominicano Juan P. Duarte en Venezuela

Eumenes Fuguet Borregales (*)
Recordamos en esta oportunidad a Juan Pablo Duarte Diez, prominente intelectual, político, militar, ideólogo y políglota, uno de los héroes de la Patria Dominicana y Fundador de la República, nació en Santo Domingo el 26 de enero de 1813, hijo del español Juan José Duarte y la dominicana Manuela Diez. El presidente haitiano Jean Pierre Boyer (1776-1850) invadió y ocupó Santo Domingo en 1822 manteniendo la presencia durante veintidós años, impuso el francés como idioma y cerró la Universidad, la más antigua del continente americano creada en 1538. El joven Juan Pablo es enviado a estudiar geografía, idiomas, historia y política en Norte América, Francia y España en 1822. Al regresar en 1832 le preguntaron que aspecto le llamó más la atención, la respuesta fue: “Los fueros (privilegios) y libertades de Barcelona (España), fueros y libertades que espero demos un día a nuestra patria”; palabras que le inspiraron el lema: “Dios, Patria y Libertad”, utilizado en la juramentación de los integrantes de la Sociedad Secreta La Trinitaria de la cual era su presidente, fundada el 16 de julio de 1838, integrada inicialmente por ocho jóvenes de avanzada, deseosos de emanciparse de Haití. En 1840 amplía su organización al crear las Sociedades Filantrópicas y Dramática. Duarte realizó el primer viaje a Venezuela en 1841 con fines comerciales, aprovechaba la estada para exponer sus ideas, viajes que realizaba con cierta regularidad por la permanencia de varios familiares instalados en nuestro país desde hace algún tiempo, algunos de ellos participaron en nuestra lucha por la independencia. Las acciones de la Sociedad Secreta La Trinitaria dieron su fruto con el derrocamiento de Boyer en febrero de 1843. La situación política de Santo Domingo no mejoró debido a las persecuciones y destierros impuestos por el nuevo gobierno del haitiano Charles Herard. Duarte actuó diligentemente en varios lugares de la isla para no ser capturado; realizaba operaciones militares y reuniones secretas. En agosto de 1843 se trasladó de nuevo a Venezuela permaneciendo hasta diciembre; a su paso visitó al presidente Carlos Soublette. La resistencia dominicana logró derrocar al dictador Herard el 16 de enero de 1844; el 27 de febrero de 1844 a las once de la noche se anuncia el nacimiento de la República Dominicana. Duarte se presentó en Santo Domingo en marzo, llevando gran cantidad de armas adquiridas en Curazao con dinero facilitado por su familia. La Junta Central Gubernativa instaurada, designó a Duarte Comandante del Ejército y Vocal de dicha Junta; le cupo el honor de ser uno de los redactores de la Constitución Nacional y diseñador de la Bandera Nacional. Algunos miembros de la Junta, estaban de acuerdo con depender de Francia en condición de Protectorado; Duarte opuesto al coloniaje, evitando un derramamiento de sangre entre hermanos y visualizando un posible ataque haitiano, prefirió auto desterrarse con su familia hacia Venezuela el 19 de marzo de 1845. Se dirigió solo hacia Angostura (Ciudad Bolívar), San Fernando de Apure y Achaguas con una permanencia de quince años. En 1862 se enteró que sus antiguos compañeros de lucha presididos por Pedro Santana, permitieron la anexión de Santo Domingo a España; acordándose de su juramento realizado en 1838, organizó una expedición restauradora para liberar a su patria. Partió de La Guaira con su hermano Vicente y algunos voluntarios el 29 de enero de 1864 con escala en Puerto Cabello y Curazao. El 23 de marzo inició operaciones militares en Monte Cristi. Las autoridades lo designaron Embajador Extraordinario y Plenipotenciario en Venezuela, Nueva Granada y Perú con residencia en Caracas en busca de apoyo moral y material. En noviembre de 1867 se entrevistó en Coro con el Mariscal Juan Crisóstomo Falcón (hijo de un dominicano). Solventada la situación política en Santo Domingo, se quedó viviendo en Caracas dedicado a la fabricación de velas, al enfermarse quedó alojado en la residencia de su tío Mariano ubicada entre las esquinas de Zamuro a Pájaro, donde falleció a causa de tisis pulmonar el 15 de julio de 1876, contaba sesenta y tres años de edad. Sus restos llevados a Santo Domingo en 1884, fueron colocados inicialmente el 27 de febrero en la Santa Iglesia Catedral, y el 27 de febrero de 1976 en el Mausoleo de los héroes de la Patria en la Plaza Independencia, junto a Francisco del Rosario Sánchez y Matías Mella. El general Duarte, Fundador de la nacionalidad dominicana manifestaba que: “Vivir sin Patria es como vivir sin honor”; no contribuyó nunca a derramar una sola gota de sangre, ni una lágrima al pueblo nacido al influjo de su verbo creador. Varios monumentos y plazas en diferentes ciudades (inclusive en Nueva York) y países, sellos postales, papel moneda, condecoraciones, el Instituto Duartiano e instituciones, recuerdan con honor y orgullo a Juan Pablo Duarte y sus palabras: “Dios ha de concederme bastante fortaleza para no descender a la tumba, sin dejar a mi Patria libre, independiente y triunfante.
(*) General de Brigada eumenes7@gmail.com

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40