jueves, 15 de abril de 2010

El alemán Ambrosio Alfinger, primer gobernador de Venezuela

Eumenes Fuguet Borregales (*)

Nacido en Ulm posiblemente en el año 1500; a raíz de una capitulación firmada el 27 de marzo de 1528 entre el rey español Carlos V y unos banqueros de Augsburgo-Alemania, de apellido Welser o Belzares, con la finalidad de cancelar deudas entregaron para su explotación la provincia de Venezuela comprendida desde el Cabo de la Vela en occidente hasta el cabo de Maracapana al oriente.

Micer Ambrosio Alfinger con la designación de Adelantado, al frente de cuatro navíos desembarca en las costas corianas el 24 de febrero de 1529. El representante del rey español en la provincia de Venezuela era el factor Juan de Ampies, fundador de Coro en julio de 1527, quien no veía con buenos ojos la presencia de este señor alemán, que basado en su nombramiento expulsa al jefe español con la condición de no regresar nunca más.

Cumpliendo las ordenanzas españolas, Alfinger realiza el trazado de Coro, ubicando la Plaza Mayor y la iglesia principal, reparte solares cercanos a la plaza y designa el Primer Cabildo de la ciudad, de Venezuela y Sur América; para estos cargos son designados Juan Cuaresma de Melo, Gonzalo de los Ríos y Martín Arteaga sus compañeros de viaje y Virgilio García, del grupo de Ampies; éstos reunidos en Cabildo procedieron a elegir como Alcalde a Sancho Briceño, soldado de Alfinger.

España había enviado unos funcionarios encargados de velar por las rentas y el desempeño de Alfinger en beneficio de la corona. A medida que transcurría la permanencia del alemán, aumentaba el maltrato hacia los infelices indígenas caquetíos, utilizados como bestias de carga en las penosas y prolongadas expediciones ambicionando el ya famoso y buscado mito de El Dorado.

El cacique Manaure reclamaba airadamente el maltrato a los de su raza; en una ocasión Alfinger se apodera de unas canoas de Manaure y al recibir la reclamación ordena apresar al "Diao", sus familiares y a los principales caciques, tenidos en calidad de sirvientes. Al poder reunir con sus subalternos, Manaure acordó abandonar sigilosamente su región curiana, esperando estoicamente las mejores condiciones para proceder al abandono de sus legítimas tierras.

A mediados de 1529 Alfinger deja encargado de la gobernación de Coro a Luis Sarmiento como teniente general, partiendo hacia occidente con unos ciento cincuenta soldados y más de cien indios; le corresponde fundar el 8 de septiembre de 1529 a Maracaibo en la ribera occidental del lago; en su avance llega hasta el cabo de La Vela, Sur del lago y parte baja de la cordillera andina regresando sin contratiempos.

Durante su ausencia llegaron a Coro representantes de la corona española y de los banqueros alemanes representados por Nicolás Federman, destituyendo a Sarmiento. En junio de 1530 Alfinger deja encargado de la gobernación a Nicolás Federman trasladándose a la isla La Española (Santo Domingo), pretextando viaje por motivos de salud; algunos pensaron que su ausencia se debía a llevar el cuantioso tesoro que había acumulado en su primera expedición. A pesar de la prohibición de no salir de Coro, Federman salió aventurándose rumbo al Sur el 12 de septiembre de 1530 al frente de cien soldados y unos cuatrocientos indios encadenados unos con otros llevando pesadas cargas de víveres, regresando el 17 de marzo de 1531.

Alfinger quien se encontraba en territorio caquetío, ordena amonestar y enviar a España al frustrado Federman a rendir cuentas de su indisciplina ante las Cortes. El 9 de junio de 1531, Alfinger ávido de riquezas, emprende su segunda expedición al occidente, dejando encargado de la gobernación de Coro como teniente general a Bartolomé Sailer, bautizado por los cronistas como Bartolomé Santillana.

Simultáneamente con la preparación y salida de Alfinger, el Diao Manaure organizaba su retirada hacia el Sur, posiblemente hacia las riberas de los ríos Meta y Arauca; algunos historiadores sostienen que el grupo de Manaure pasó por Barinas y otros que apenas llegaron hasta Capatárida a pocos kilómetros de Coro.

Lo cierto es que este gallardo jefe al defender la integridad de los suyos, con dignidad salió al frente de sus caquetios en busca de mejores oportunidades convirtiéndose en el Primer Desterrado de Venezuela. Muere Alfinger por certera acción de una flecha envenenada en el valle de Chinacota, Norte de Santander, Colombia el 1 de junio de 1533. Sus acompañantes pudieron llegar a Coro en noviembre de ese año.

Al conocerse la muerte de Alfinger, asumen el 13 de noviembre el gobierno en forma provisional por reacción del Cabildo y del pueblo, los alcaldes Francisco Gallego y Pedro San Martín, actividad conocida como la Revolución de Coro, también como el Primer Golpe de Estado en Venezuela contra un régimen autocrático.

(*) Gral. de Bgda
eumenes7@gmail.com

Diario El Carabobeño
Historia y Tradición

1 comentario:

Francisco X. Yrausquin dijo...

Que interesante esta publicación, te comento que he estado investigando sobre la casa de los Wesler, he visto que existe un libro llamado Carlos V y sus banqueros de Ramón Carande Thovar, no lo he encontrado pero según referencia es excelente. Por otra parte tengo entendido que Bartolomé de las Casas en su obra la destrucción de las Indias habla de estos gobernadores Alemanes. Si no lo ha visto se lo comento para que le eche un vistazo que esta muy interesante. un saludo

Tambien

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40