miércoles, 3 de junio de 2009

Capitán de navío Felipe Santiago Esteves, "incansable marino emancipador"

Eumenes Fuguet Borregales (*)
Diario El Carabobeño
Historia y Tradición
Durante las acciones por la independencia, la patria contó con afanosos hombres de mar, que destacaron por su heroísmo, destreza y abnegación. En este grupo destaca el capitán de navío Felipe Santiago Esteves, nacido en Maiquetía el primero de mayo de 1779, hijo de don Felipe Esteves y doña Tomasa Acevedo, quien recibió su educación elemental frente al mar caribeño.

Muy joven fue enviado a Cádiz para iniciar la formación náutica durante cuatro años, que más adelante le facilitaría desenvolverse en múltiples avatares independentista. De sus primeros conocimientos realiza actividades mercantes en costas venezolanas y caribeñas. El fallido intento de nuestro "Siempre Precursor" en 1806 sobre las costas de Ocumare, fue conocido por Felipe Santiago y mantenido en su mente. A raíz del movimiento revolucionario del 19 de abril puso su nombre a la orden de la Junta Suprema de Caracas, donde recibe instrucciones de custodiar las costas en el sector comprendido entre Puerto Cabello y Punta Tucacas o Cerro Morrocoy, a bordo de la goleta "Princesa".

Su bautizo de fuego marino sucede el 23 de agosto de 1811, al enfrentarse al coronel Juan Gabaso en Chichiriviche, cerca de Puerto Cabello, resultando triunfante a pesar de las heridas sufridas durante el abordaje. En tal acción naval pudo liberal unos prisioneros y capturó buena cantidad de armas y municiones; su actividad le permitió ascender a alférez de fragata en octubre de 1811, concedido por la Junta Suprema.

En enero de 1812 el oficial Esteves es destinado al oriente venezolano para organizar y equipar una escuadra sutil (embarcaciones ligeras artilladas), para movilizarla hacia el Orinoco, sobre cuyas aguas el 27 de febrero de 1812, junto a Juan Bautista Bideau (1780-1817), ejecuta operación fluvial en el caño Macareo, pudiendo derrotar a las fuerzas realistas comandadas por Francisco Quevedo, combate que le permitió apoderarse de una goleta con cuatro cañones. Esta acción militar es considerada como la primera sobre Guayana y primera participación del capitán y futuro general en jefe, el margariteño Santiago Mariño.

Como alférez de navío, el 2 de marzo de 1812 Esteves, a las órdenes del coronel Manuel Villapol en Sorondo - Delta del Orinoco, cae derrotado por fuerzas superiores; nuestro valeroso paisano incendió las embarcaciones antes de entregarlas a manos enemigas, trasladándose por tierra hasta Cumaná; de allí se traslada por mar hasta La Guaira. Llegado a Puerto Cabello el 6 de julio, tuvo que movilizar en el bergantín "Celoso" al futuro Libertador, coronel Simón Bolívar; algunos oficiales y cuarenta soldados el 6 de julio hacia La Guaira, debido a la pérdida de la fortaleza San Felipe en manos realistas, por culpa de la traición del subteniente Francisco Fernández Vinoni.

Al perderse la Primera República surgida el 5 de julio de 1811, debido a quebrantos de salud permaneció escondido cerca de Caracas por espacio de un año, hasta que pudo emigrar hacia las islas del Caribe para llegar a Cartagena de Indias. Al regresar a Venezuela en octubre de 1813, este incansable marino combatió en su ambiente naval en el oriente a las órdenes de Mariño, mereciendo por méritos en combate en 1814, su ascenso a teniente de fragata.

Tras consumarse la Emigración a Oriente y desarrollados problemas de indisciplina en Carúpano, Esteves, leal al Libertador, lo escolta con el navío "Culebra" hacia Cartagena el 7 de septiembre de 1814; Bolívar y Mariño iban a bordo del "Arrogante". Todos arriban el 19 de septiembre.

Correspondió a Esteves la misión de llevar al Libertador desde Jamaica hacia Haití el 19 de diciembre de 1815, donde se prepararía la Expedición de los Cayos bajo los auspicios del presidente Luis Petión "el magnánimo", y el apoyo en armamento y barcos por parte del curazoleño Luis Brión, expedición libertadora que salió el 31 de marzo de 1816 hacia Margarita.

Esteves continuaría ejecutando operaciones navales de hostigamiento a las embarcaciones realistas en el Caribe; en enero y en noviembre de 1817 se traslada a la isla de Saint Thomas en busca de fusiles y pólvora necesarios para el Ejército Libertador. De paso por Trinidad, se casa en 1818 con Jacinta Valdés; procrean a Felipe Santiago, futuro Ministro de Guerra y Marina en 1877.

El Libertador le reconoce a Felipe Santiago Esteves sus invalorables servicios a la República, designándolo el año 1818, Comandante General de la Marina en el Alto y Bajo Orinoco. Le correspondió movilizar tropas de Guayana al Arauca en 1818, y en 1819 llevar a los voluntarios ingleses, irlandeses y alemanes desde Angostura hacia el Arauca.

En febrero de 1819 el Libertador le concede ascenso para elevarlo al grado de capitán de navío, recibiendo ese año la máxima condecoración de "Los Libertadores de Venezuela" con la designación de "Benemérito".

Cumplida con éxito la Campaña de Carabobo, este lobo de mar es destinado a cumplir funciones en cargos administrativos en la Marina de Guerra hasta el año 1829, cuando es designado Ministro de la Corte Marcial, cargo ocupado durante varios años.

Su fallecimiento sucede en Caracas el 27 de agosto de 1849. Su nombre es llevado con orgullo por promoción de oficiales y de alumnos de la Armada, una Medalla Naval y el Centro de Adiestramiento Naval CANES, fundado en 1948, encargado de la formación de suboficiales, técnicos y grumetes de la Armada, que recuerdan su vida y ejemplo en beneficio de la independencia.

(*) General de Brigada

eumenes7@gmail.com

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40