sábado, 18 de abril de 2009

Hacienda-Ingenio de San Mateo, "testigo mudo del sacrificio"

Eumenes Fuguet Borregales*

En la carretera nacional que conduce de La Victoria a San Mateo, se encuentra la hacienda-ingenio de San Mateo conocida como "ingenio Bolívar", allí el valeroso prócer neogranadino Antonio Ricaurte (1786-1814) sacrificó su vida y salvó la Patria; histórico lugar reconstruido y convertido el año 1964 en Museo Histórico Nacional, propiedad de la familia Bolívar desde 1593 hasta 1877, fecha de venta por parte de Anacleto Clemente, hijo de María Antonia Bolívar hermana del Libertador. Esta histórica hacienda cambió de dueños en varias oportunidades hasta que en 1924 el presidente Juan Vicente Gómez la adquirió al señor Francisco Rodríguez Zumbado por la cantidad de cuatrocientos cincuenta mil bolívares para el Acervo de la Nación, decretándola el 14 de septiembre de 1924 Museo Histórico Militar, abierta al público a partir del 1ro de diciembre de ese año. Simón Bolívar y Castro conocido como "Simón el Mozo", nacido en la isla de Santo Domingo en 1569, cuarto abuelo del Libertador y primer Bolívar nacido en América hijo de Simón Bolívar "el viejo", luego de haber obtenido una "encomienda" el 17 de septiembre de 1593 para los indios Quiriquires en los fértiles Valles de Aragua, consolidó económicamente la hacienda, desarrollando el cultivo de la caña de azúcar con su correspondiente ingenio, molino de agua y hornos para la producción de la panela.

Simón "el Mozo" al enviudar ingresa a la vida sacerdotal cumpliendo actividades en Valencia. La encomienda es una institución socio-económica, mediante la cual, un grupo de individuos debía retribuir a otros en trabajo, especie o por otro medio en base al disfrute de un bien. En el complejo histórico se observa en la colina la Casa alta, sector conocido como la "colina del sacrificio" donde ocurrió la inmolación de Ricaurte; en la parte restaurada funciona un museo con armas y uniformes de la época emancipadora, como también una importante galería de pinturas. En la parte baja se encuentra el ingenio y en su cercanía el molino y los hornos del ingenio convertido en el Museo de la Caña.

A finales de 1802 el futuro Libertador y su joven esposa María Teresa Rodríguez del Toro disfrutaron algunos días en la acogedora hacienda atendidos por la servidumbre, y entre ella figuraba la Negra Matea. Esa hacienda será testigo mudo de dos combates ejecutados en el funesto año de 1814; la Primera Batalla de San Mateo llevada a cabo el 28 de febrero, cuando el Libertador cerca de la propiedad con tres mil soldados resiste durante diez horas la acometida de seis mil efectivos del ejército de Boves, optando éste último retirarse a Villa de Cura al resultar herido en una pierna. La Segunda Batalla ocurre el 25 de marzo, ya Boves recuperado de la herida con un efectivo de ocho mil combatientes e informado de la existencia de las armas y pólvora depositadas en la Casa Alta al resguardo del capitán Antonio Ricaurte, planifica el asalto a la hacienda, donde se encontraban heridos y enfermos de la lucha independentista, como también niños, mujeres y ancianos de pueblos cercanos huyendo de la cruel lucha. Bolívar encontrándose en la parte baja con mil quinientos soldados defendiendo a toda costa la posición, al analizar la crítica situación de enfrentarse a un enemigo numéricamente superior, diría a sus soldados inmediatos que: "mis valientes, si el sacrificio de la Patria impone morir en la lucha, seré el primero". El capitán Ricaurte conocido desde joven por su impetuosidad y valor como "el chispero", al observar la proximidad de los realistas desde las colinas cercanas hacia la Casa Alta al mando de José Francisco Morales, se acercó a la cocina y le pidió un tizón a la señora Petrona esposa de Vicente Malavé mayordomo de la hacienda; de inmediato ordenó desalojar a los enfermos, heridos y personal civil cercano y la poca tropa disponible, inmolándose para evitar que el valioso material bélico cayera en manos enemigas; inexplicablemente se salvaron de la explosión la mesa del comedor y un retablo con la figura de Santa Bárbara. Gracias a la digna y patriótica acción de Ricaurte, las fuerzas republicanas con la balanza de la victoria a su favor, pudieron asumir después de nueve horas de combate la iniciativa, y a sangre y fuego mediante un contra ataque obligaron a los realistas retirarse de San Mateo. María Antonia y su fiel Matea soportaron estoicamente el desarrollo de las acciones. El Libertador visitaría su hacienda en forma breve los años 1818, 1821 y 1827. En la población de San Mateo se encuentra la iglesia de la Virgen de Belén, la cual data de 1620, en ella se encuentra una lámpara donada por Don Vicente Bolívar y una campana y un cuadro de la coronación de la Virgen de Belén donados por Doña Concepción.

En junio de 1826, Bolívar le escribe a María Antonia pidiéndole gastar tres mil pesos en la reparación de la Casa Alta. El monumento recordatorio del sacrificio de Ricaurte fue donado por el gobierno de Colombia, erigida en julio de 1911 centenario de la declaración de la Independencia, obra del venezolano Lorenzo González. La población de San Mateo se ufana de ser capital del municipio Simón Bolívar. Visitar la hacienda de San Mateo es conocer el sacrificio de los prohombres alfareros de libertades.

(*) Gral. de Bgda.

1 comentario:

Rubén dijo...

Como complemento a tan importante información histórica sobre el Ingenio Bolívar y a fin de preservar en el tiempo su actual situación, vale la pena agregar al texto la Resolución Nº 1 de la Junta Nacional Protectora y Conservadora del Patrimonio Histórico y Artístico de la Nación,fechada en Caracas el 7 de febrero de 1979 y publicada en la Gaceta Oficial Nº 31716 del 16 de abril de 1979, conforme a la cual se declara ZONA DE PROTECCIÓN ESPECIAL EL ÁREA QUE RODEA AL INGENIO BOLÍVAR (determina su poligonal), a fin de protegerla del crecimiento incontrolado del pueblo de San Mateo hacia el Ingenio, entre otras consideraciones. Amigo, Rubén Páez Díaz. rubenpaez@cantv.net rubenpaez02@gmail.com

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40