viernes, 23 de mayo de 2008

Se formó la Samplablera

Gerónimo Alberto Yerena Cabrera

“Se formó la sampablera” es una expresión muy conocida y tradicional en Venezuela, sobre todo, cuando se forma un follón de cierta magnitud. A igual que otros dichos como: “Llegó Pacheco”, “a llorá pà El Valle”, “estás vitoqueado”, etc, su origen es caraqueño.
Como ustedes recuerdan la Plaza de San Pablo era aproximadamente lo que actualmente es la Torre Sur del Centro Simón Bolívar frente al Teatro Municipal, y la Iglesia de San Pablo estaba en donde ahora está El Teatro Municipal.

La historia de esta frase es la siguiente:
Uno de los acontecimientos iniciales de la Guerra Federal fue la prisión del presidente Julián Castro, sucesor de José Tadeo Monagas.
Julián Castro, lidero el movimiento para derrocar a José Tadeo Monagas, llamado la Revolución de Marzo. El 5 de marzo de 1858 Castro se levantó en armas en Valencia, se proclamó jefe de la revolución y marchó sobre Caracas, el 15 de marzo renunció el Presidente Monagas ante el Congreso, el 18 de marzo Castro y su ejército llegaron a Caracas.
Se instaló provisionalmente un “Gobierno de Fusión”, o como dice J.L. Salcedo-Bastardo un “Gobierno de Confusión”, formado por conservadores y liberales, llamado la “Fusión Azul”.
El 9 de julio la Convención Nacional en la ciudad de Valencia lo eligió Presidente Provisional y elabora una nueva Constitución, la cual entró en vigencia el 31 de diciembre de ese año. El 4 de enero de 1859 la Convención lo nombra Presidente interino, mientras se realizaban las elecciones; igualmente nombró a Manuel Felipe Tovar como Vicepresidente interino y Designado interino a Pedro Gual.
Castro, quien se hacia conocer como liberal, había formado un gobierno conservador al cual le había tocado enfrentar al movimiento federal encabezado por Falcón, Zamora y Guzmán Blanco. Este al comprobar el impulso que el movimiento de los rebeldes cobraba en todo el país, creyó contener la amenaza de guerra civil admitiendo políticos liberales en su gabinete, pero esto desagradó a los conservadores y, por tal motivo, el coronel Manuel Vicente de las Casas, quien era el Comandante de Armas de Caracas, preparó el golpe de estado, y el primero de agosto de 1859, arrestó a Castro en su casa de habitación, entre Madrices e Ibarra, y lo condujo prisionero a la Casa de Gobierno.
Lo cierto es que, tanto el Gobernador de Caracas Nicomedes Zuloaga, el Comandante de Armas Manuel Vicente de las Casas, como otras personalidades de la vida caraqueña que eran conservadores, se pasaron a la Federación triunfante, y en esos días se acomodaban en uno y otro bando según las probabilidades inmediatas de triunfo.
Motivado a ese “camaleonismo”, que es muy habitual en la mayoría de los políticos, hombres de negocio y militares desde esa época hasta el presente. Hay varias versiones de lo ocurrido después del arresto de Castro, la más documentada es la siguiente:
Casas inicialmente estuvo en el bando de los conservadores, pero, ante el avance inminente de las tropas federales, se pasó a este bando y promovió una asamblea para nombrar un gobierno provisorio, que bajo su anuencia estaba integrada únicamente por liberales. Mientras tanto los conservadores lograron agruparse alrededor de Gual, a quien le correspondía el mando del Gobierno por ser el Designado, motivado a la ausencia de Manuel Felipe Tovar, que era el Vicepresidente interino.
Casas para amendrentar al gobierno constitucional reunió sus tropas en la Plaza Bolívar, pero no obtuvo el respaldo de la sociedad civil que él esperaba, quedando en una situación de desconcierto, esta situación fue aprovechada por los conservadores para restablecerse en el poder y recobrar su estabilidad. Este hecho hizo a Casas cambiar nuevamente de bando y, tomando como pretexto de que el gobierno provisorio estaba formado por mayoría de liberales, se alzó contra éste, motivo por lo cual el gobierno provisorio llamó a Aguado en su auxilio.
¿Qué sucedió entre tanto con las fuerzas federales?
El jefe federalista Pedro Vicente Aguado, el cual dominaba en La Guaira, se dirigió a la capital en auxilio de los liberales con una tropa de 500 hombres. Al llegar a Caracas en la tarde del 2 de agosto de 1859, el encuentro de los dos bandos fue en la Plaza de San Pablo, el Comandante Rubín de las fuerzas del gobierno le dijo:
-General Aguado, ¡viva la Constitución!
-No- contestó el otro- ¡viva la Federación!
Y ahí “se formo la sampablera” violento combate que dio el triunfo a los conservadores y dejó un trágico saldo de muertos y heridos.

Sobre esto comenta Don Héctor Parra Márquez:
“Como reminiscencia de los fatídicos sucesos mencionados, cuando en Caracas se quiere expresar idea de desorden, alboroto, vocerío, tumulto o cosa parecida se dice que se armó la sampablera. Pero en realidad aquello no fue una simple sampablera ni menos una jacarandosa parranda, sino un acontecimiento funesto; la explosión siniestra de pasiones banderizas que empapó de sangre las calles de Caracas y llevó a centenares de hogares el duelo y la miseria”.

Luego de eso, no hubo ni centralistas ni federalistas, ni conservadores ni liberales, sólo autócratas y corruptos nos dejo la Guerra Federal, acompañado de miseria, división, destrucción e ignorancia.
Los sucesos de la “sampablera” me recuerdan a los comentarios de dos Presidentes de Venezuela, Rómulo Betancourt y Luis Herrera Campins sobre las Fuezas Armadas: “Los militares son leales hasta que se alzan”, y “Los poderosos están siempre en el bando ganador sea cual fuere éste”.

Gerónimo Alberto Yerena Cabrera
Yerena.geronimo@gmail.com

Bibliografía revisada:

Úslar Pietri, Arturo. Cuéntame a Venezuela.
Parra Márquez, Héctor. Caracas política, intelectual y mundana.
Parra Márquez, Héctor. Sitios, sucesos y personajes caraqueños.
Valery S, Rafael. La Nomenclatura Caraqueña.
Morón, Guillermo. Los Presidentes de Venezuela.
Nazóa, Aquiles. Caracas Física y Espiritual.
Cuadernos de Don Lucas Manzano.¿se formará la sampablera?

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40