miércoles, 2 de septiembre de 2009

Gral. Jacinto Lara…”El Ulises de América”

Eumenes Fuguet Borregales (*)
Bolívar así denominó al egregio general Juan Jacinto Lara, héroe de la independencia suramericana, recordando al rey legendario griego de Itaca, destacado en Troya por su prudencia y astucia. Primo del denodado paladín Pedro León Torres; Lara nació el 28 de mayo de 1788 en la prócera población de Carora, hijo del español Miguel de Lara y de la caroreña Doña Juana Meléndez. Juan Jacinto, desde joven se dedicó al comercio, teniendo que viajar a diferentes sitios de la geografía venezolana, en ocasiones tuvo como socio y compañero de viajes hacia Trinidad al asturiano José Tomás Boves. En Caracas, participa en las reuniones secretas que conspiraban contra el régimen español; al estallar el movimiento del 19 de abril de 1810; abandona su actividad económica para entregarse a tiempo completo en beneficio de la emancipación, causa que nunca abandonó y sirvió con valor y lealtad. Su primer nombramiento es el de comandante de las milicias de Araure y Ospino; participa a las ordenes de Miranda en Valencia en julio y agosto de 1811; con la pérdida de la Primera República, se incorpora en Cúcuta a Bolívar y al coronel José Félix Ribas para participar en la Campaña Admirable iniciada el 14 de mayo de 1813, destacándose en: Niquitao, Los Horcones y Taguanes. Incansable estará combatiendo en Puerto Cabello, Bárbula, Trincheras, Vigiríma, en marzo de 1814 en el sitio impuesto en Valencia por el jefe realista Ceballos, defendida tenazmente por Urdaneta y Primera de Carabobo el 28 de mayo de 1814. Con la pérdida de la Segunda República, se traslada a Pamplona y apoya a Bolívar el 12 de diciembre de 1814 en la toma de Bogotá. Incansable este caroreño se encuentra a finales de 1815, 1816 y enero 1817 en los llanos apureños con el impertérrito Páez en los combates de Hato El Yagual, San Fernando y Mucuritas. En abril 1817 se destaca en la batalla de San Félix a las órdenes del general Manuel Piar, la cual libera las misiones del Caroní y facilita la libre navegación del Orinoco; acción que le merece su ascenso a coronel. Con Bolívar está presente en las acciones en los llanos del año 1818, conocida como Campaña del Centro; en 1819 es designado subjefe del estado mayor del Ejército Libertador en la campaña de la Nueva Granada, su experiencia militar le permite ser enviado a las ordenes del coronel Mariano Montilla para cumplir misiones en Santa Marta, Río Hacha y Valle de Upar. En 1822 es ascendido a general de brigada y enviado hacia el Sur, destacándose con Bolívar el 6 de agosto de 1824 en la batalla de Junín, acción donde no se efectuó ni un disparo, realizado con lanzas, sables, cuchillos y bayonetas; la caballería patriota aplicó el famoso “vuelvan caras”, desorganizando y destrozando al invicto ejército realista en el Perú. El 3 de diciembre de ese memorable año, comandando la retaguardia del Ejército Unido al mando del general Sucre, cruzando por el sitio de Corpahuaico, mediante acciones decisivas y su ímpetu salva el parque del ejército. Al presentársele a Sucre y éste le pregunta por el parque, Lara contesta ¿ cara.. mi general, me ve vivo y me pregunta por el parque? El 9 de diciembre, por su valor y patriotismo como Comandante de la División de Reserva, obtiene en el Campo de Ayacucho “Cumbre de la gloria Americana”, combate que sella la independencia americana el ascenso a general de división”. En carta al general Francisco de Paula Santander, Bolívar dice:”Tropas como las del general Lara, jamás hemos tenido, y por lo mismo debemos llevarla a la Nueva Granada porque está bien organizada y ama a su jefe”. El gobierno boliviano le entrega al Libertador una montura de oro, éste se la entrega a Sucre, quien a su vez la obsequia a Lara en reconocimiento a sus méritos y lealtad. Al concluir la independencia, Bolívar lo designa en 1827 comandante de la III división e intendente de los departamentos de Cuzco, Arequipa y Ayacucho; un movimiento contrario a las ideas del Libertador lo arresta y expulsa del Perú. En Venezuela el año 1828 es nombrado Jefe del departamento del Zulia. El llamado del terruño nativo, lo hizo regresar para dedicarse a las labores del campo. El 15 de septiembre de 1830, se casa con la caroreña Nemesia Urrieta, procrean cinco hijos que le dieron lustre al apellido. Elegido para el período1843-1847 gobernador del estado Barquisimeto, denominado estado Lara por disposición del presidente Antonio Guzmán Blanco en abril de 1881. La gestión de Lara estuvo signada por el progreso y honestidad. Fallece en Barquisimeto el 25 de febrero de 1859 a los 81 años; sus restos se encuentran en el Panteón Nacional desde el 24 de julio de 1911. La Asamblea Legislativa, declara el 25 de febrero de 1925, fiesta del estado el 28 de mayo, día natalicio del epónimo general Juan Jacinto Lara. El Grupo de Artillería de Campaña Autopropulsado de 155 mm del Ejército, se ufana de llevar el ínclito nombre de este hidalgo prócer caroreño.
(*) General

Bandera venezolana

Bandera venezolana

Automóviles de los 40

Automóviles de los 40